Cultura

'Devoción', el último libro de Patti Smith sobre la creación

  • La artista mezcla sus pensamientos durante un viaje a París en un texto biográfico y poético

Patti Smith, en Zurich, durante un concierto reciente. Patti Smith, en Zurich, durante un concierto reciente.

Patti Smith, en Zurich, durante un concierto reciente. / efe

Artista multifacética, Patti Smith canta, compone, hace fotografías y escribe, pero todo ello lo hace con la poesía como alimento de toda su obra, tocada por esa especie de revelación que desde niña parece que la visitó y de cuyo misterio habla y reflexiona en su último libro Devoción.

Un libro publicado ahora en español por Destino en el que ofrece al lector su visión sobre el misterio de la creación en un texto biográfico y poético donde mezcla sus pensamientos durante un viaje a París.

En este viaje recuerda a Proust o Camús, y lo que escribió durante el citado camino, que es un triste relato sobre una virtuosa patinadora que la hechizó, mientras la veía en televisión, somnolienta en un habitación de un hotel.

Una visión que la persigue a la madrina del punk durante sus paseos por las calles de París, ciudad que visita para encontrarse con el editor de Gallimard. Y un viaje en el que la acompañan dos libros (siempre lleva un libros para leer y varias libretas donde apunta sus pensamientos), uno de ellos Un pedigrí, de Modiano y otro sobre la filósofa francesa Simon Weil, que trufa también el texto.

En la primera parte del breve volumen recorre las calles de París y los lugares míticos para ella, como el Café de Flore y recuerda sus primeros viajes a la ciudad de la luz con su hermana, evocando a sus escritores referentes como Rimbaud, Verlaine, Baudelaire o Paul Valéry.

El relato continúa su viaje al sur de Francia y se cierra con su visita a la casa de Camús.

El libro se nutre de la propia vida de la autora y en él la compositora estadounidense da vueltas sobre lo que es la inspiración -"la incógnita de la ecuación, la musa que asalta en la hora oculta"-, escribe Smith (Chicago, 1946).

"¿Por qué se siente alguien llamado a escribir? Para apartarse para protegerse en la crisálida, disfrutar del rapto de la soledad, a pesar de los deseos de los demás. Virginia Woolf tenía su habitación propia. Proust sus ventanas cerradas", escribe la autora en el libro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios