Cultura

Dolores Redondo pone punto y final a la 'Trilogía del Baztán'

La autora donostiarra Dolores Redondo presenta hoy a las 20:00 en la sede malagueña del Centro Andaluz de las Letras (C/ Álamos, 24), y después de haberlo hecho ayer en Sevilla, Ofrenda a la tormenta (Destino), libro con el que finaliza la Trilogía del Baztán -tras El guardián invisible y Legado en los huesos-, y con el que se resuelven todas los misterios generados alrededor de la inspectora Amaia Salazar. La autora afirmó ayer que el cierre de esta trilogía supone una "satisfacción" y un fin total de la trilogía, aunque no así de los personajes. En este sentido, explicó que mientras escribía esta novela se iban abriendo muchas galerías que le gustaría seguir, de modo que "me las reservo para volver más adelante con Amaia Salazar", señaló.

En esta entrega, tras 32 reediciones y más de 30.000 lectores recabados con las dos primeras, la muerte súbita de una niña en Elizondo levanta las sospechas de la policía al presentar el bebé unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión, algo que la abuela de la niña atribuye al demonio de la mitología popular que inmoviliza a los durmientes, Inguma.

Sobre cómo recuerda a aquella Dolores Redondo que comenzó esta trilogía, la escritora confesó que "sigue siendo la misma, pidiendo permiso y muy consciente de que esto es un viaje en la montaña rusa en el que tienes que agarrarte muy fuerte y disfrutar mientras dura". "Todo ha ido rápido, lo ha precipitado el lector y era algo en lo que yo no podía mandar ni gobernar", matizó. En este sentido, la autora cree que la clave de esta buena acogida tiene mucho que ver con "su propio interés inicial de no hacer una novela policíaca sin más donde hubiese un crimen y su resolución, sino en ese interés que tenía en las razones que mueven a las personas, sus emociones, sus sentimientos, su pasado, su otra vida privada que puede ser muy diferente de su vida pública".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios