música

Eskorzo trae su canibalismo a Málaga

  • El grupo actuará mañana en la Sala Trinchera

  • El nuevo trabajo de la banda pone el foco en la música latinoamericana y muestra con sus letras una sociedad que se fagocita a sí misma

Imagen promocional de 'Alerta Caníbal'. Imagen promocional de 'Alerta Caníbal'.

Imagen promocional de 'Alerta Caníbal'. / M. H.

El veterano grupo granadino Eskorzo llega mañana a la Sala Trinchera, donde continuará mostrando adelantos de su último trabajo Alerta Caníbal, que profundiza en la mezcla de ritmos y géneros latinoamericanos.

"No es canibalismo físico, sino emocional por deborarnos a nosotros mismos por nuestros miedos, nuestra inseguridad; a la persona que tienes al lado para imponerte a ella; a la pareja en una relación tóxica; o el canibalismo social, que fagotiza como Saturno a su hijo... que nos quita todo el individualismo", explicó ayer a este periódico el cantante de la banda Toni Moreno.

La gente debería hablar como le diera la gana; eso sí, con cierto respeto"

El disco se presentó en Medellín (Colombia) y tuvo una gran aceptación, al igual que ocurre actualmente con los conciertos que dan en Andalucía, debido, según Moreno, a que existen muchos puntos en común entre ambas regiones. "Musicalmente hay mucho en común con la de España", afirmó en este sentido, pues nuestro país es "un crisol" de culturas.

Así, en el nuevo álbum la banda aborda géneros latinos como la cumbia. Esto es consecuencia del disco anterior Caminos de fuego, si bien siempre han tenido influencias americanas.

El trabajo surgió debido al interés de seguir haciendo música y de subirse a un escenario para "seguir tirando de los hilos de la raíces musicales", afirmó Moreno, que apuntó a África como origen de toda la música.

A la mezcla de estilos tan característica suya se unió para el tema La Tumba la colaboración de Amparanoia -Amparo Sánchez-, que surgió en el estudio de La Vega de Granada. Ella y el grupo coincidieron en las instalaciones . Todos se conocen desde hace tiempo y tras un café y unos "cigarritos" una mañana decidieron trabajar juntos, tras lo que grabaron juntos "muy a gusto".

En el nuevo trabajo de la banda continúan las letras que denuncian las injusticias de la sociedad actual, la cual abanza hacia "un futuro oscuro, una distopía", reflexionó Moreno.

Al respecto, el cantante consideró "un retroceso social absoluto de la libertad de expresión" la condena de tres años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona del rapero mallorquín José Miguel Arenas Beltrán 'Valtonyc'. Para Moreno, la sentencia es propia de un régimen como Turquía. "Nos hemos creído que vivíamos en un país de libertades", señaló, al tiempo que recordó que antes "a lo mejor te censuraban; ahora te meten en la cárcel".

Asimismo, manifestó que "se persiguen cierto tipo de barbaridades y otras no", como ocurre con las que se escuchan desde la extrema derecha. "Se está castigando a gente que habla en contra del sistema, es represión, censura represiva", explicó. Como ejemplo puso la persecución de los conciertos que sufren grupos como Sociedad Alkoholika.

"Estoy a favor de respetar, pero la crítica social tiene que estar ahí y la libertad de experesión por encima de todo", afirmó Moreno. "Las palabras y poesía son palabras y poesía, no dejan de ser canciones", añadió. Para el cantante de Eskorzo "la gente debería hablar como le diera la gana, eso sí, con cierto respeto".

Por todos estos motivos, Moreno opinó que "vivimos en una falsa democracia", y estos sucesos no hacen sino demostrar que la Justicia "no es igual para todos.

También se refirió a la multa que un joven debe pagar a una cofradía por poner su cara en un Cristo mediante una aplicación. Moreno lamentó que la libertad de expresión también se ve afectada por la facilidad para la idignación ante cualquier mensaje. "Internet no tiene culpa de nada, es solo un instrumento que muestra cómo es la gente", apuntó. "Tenemos una sociedad un poco paranoica y enferma", concluyó al respecto del fenómeno de las redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios