Cultura

Fallece el dramaturgo donostiarra Rafael Mendizabal

  • El autor, a los 69 años, deja un legado de 18 volúmenes, 50 obras y 100 piezas cortas

El dramaturgo donostiarra, Rafael Mendizabal, falleció el pasado sábado a los 69 años en un hospital gaditano donde estuvo ingresado cuatro días tras sufrir un derrame cerebral. Mendizabal, que vivía a caballo entre Madrid y Barbate (Cádiz) no estrenó sus obras de más éxito: Mi tía y sus cosas y Mala yerba, hasta la década de los ochenta. A partir de entonces empezó a crear una extensa obra con títulos como Feliz cumpleaños señor ministro, La abuela echa humo o Mater amantísima, hasta dejar un importante legado compuesto por 18 volúmenes, con 50 obras largas y más de cien piezas cortas.

Las actrices Rafaela Aparicio y Florinda Chico fueron habituales en sus producciones de más éxito, aunque con el tiempo sus obras fueron perdiendo espectadores, lo que no le desanimó y siguió escribiendo y estrenando obra como Gente guapa, gente importante y ¿Qué fue del sinvergüenza? Desde sus primeros pasos en el teatro universitario, Mendizabal fue director del grupo Lorquianos, y fundador y propietario del primer café-teatro de Madrid, Lady Pepa.

Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano y turco y sus comedias estrenadas en varios países, fundamentalmente en Hispanoamérica.

Según informaron ayer fuentes del patronato municipal Donostia Kultura, por el momento no se ha organizado un homenaje a este escritor, cuyos restos mortales podrían llegar a San Sebastián mañana miércoles, donde se prevé oficiar un funeral en su memoria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios