Cultura

Fancine llega puntual a sus tres décadas de vida

  • La próxima edición se desarrollará del 11 al 19 de noviembre y contará con una sección 'on line' y un autocine en el campus de Teatinos

La presentación de Fancine, el año pasado, en el Muelle Uno. La presentación de Fancine, el año pasado, en el Muelle Uno.

La presentación de Fancine, el año pasado, en el Muelle Uno.

Fancine está de celebración. El Festival de Cine Fantástico de Málaga cumple este año una cifra redonda y para festejar sus 30 años de andadura como certamen universitario único en su especie, ha planteado una renovada edición con un apartado on line y con nuevos escenarios donde, como de costumbre, la temática será el común denominador de la programación.

Y para tan señalada fecha, el equipo de Fancine se ha decantado por rendir homenaje a un inexorable pero inspirador elemento: el tiempo, un hilo conductor precisamente escogido con intención para que del 11 al 19 de noviembre, la cita sirva asimismo de repaso por la vida y evolución del festival, una de las actividades más longevas del catálogo cultural de la Universidad de Málaga.

Del tiempo y todas sus lecturas fantásticas da buena cuenta el cartel que ha preparado para esta ocasión el profesor de Bellas Artes y diseñador gráfico Agustín Linares Pedrero, quien, desde el seno del Vicerrectorado de Cultura, firma un año más la imagen corporativa del festival a partir de la idea de base. Bajo el nombre de El Crononauta, la obra, de estilo cibernético y retro, muestra una cabeza humana numerada por diferentes cifras y adornada con otros elementos desconocidos que bien podrían pertenecer a un pasado, real o ficticio. En un vistazo más detenido se descubre un antiguo reloj de múltiples agujas, a modo de casco temporizado, de maquinaria fantástica decimonónica, junto a unas gafas bicolores, a juego, que evocan el visionado del cine en tres dimensiones y cuyos colores, azul, blanco y rojo, inspiran la paleta cromática de la composición.

Los viajes en el tiempo y los universos paralelos serán algunas de las tramas recurrentes

Para dar forma a este trabajo, con referencias que recuerdan al steampunk y marcado por la influencia siempre presente de Moebius, Linares ha optado por hacer un readymade de los antiguos dibujos de patentes del siglo XIX, cuya figura pretende ser la personificación de un ente que tiene la posibilidad de viajar en el tiempo. “La intención de este diseño es hacer ver al público de Fancine que la forma más sencilla de viajar en el tiempo es ir de espectador al cine. Y, por tanto, este cartel es un pequeño homenaje a todos ellos, en agradecimiento a los años que llevan acompañándonos”, apunta el autor, queriendo hacer partícipe a todos los seguidores del festival en su propuesta.

De esta manera, los viajes en el tiempo y los universos paralelos serán algunas de las tramas recurrentes en el repertorio cinematográfico del festival, una lucha a contrarreloj y contra el calendario que ha alumbrado numerosos títulos icónicos del género. A punto de entrar en la treintena, Fancine activa la cuenta atrás a falta de cuatro meses para su próximo cumpleaños, una inauguración que estará marcada por los recientes acontecimientos relacionados con la crisis sanitaria y que han obligado a modificar el planteamiento del evento para cumplir con los protocolos de seguridad pertinentes, pero que no impedirá que el popular certamen malagueño celebre las tres décadas como cita de referencia en el circuito internacional de festivales de cine fantástico.

El escenario principal de esta nueva edición de Fancine continuará siendo el cine Albéniz, donde se proyectarán los títulos a concurso así como las demás cintas que conforman el resto de secciones de la cartelera, entre las que están las ya habituales Horror Zone, Fanzriller, la sección informativa o el apartado dedicado a la animación. Como novedad, el festival amplía horizontes y estrena un apartado on line de la mano de la plataforma Filmin.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios