Cultura

Fellini y Picasso: la matriz imaginaria

  • El Museo Picasso presenta en su primera exposición temporal del año un recorrido por las confluencias entre ambos genios

Una sala de la muestra. Una sala de la muestra.

Una sala de la muestra. / Albiñana

El cineasta Federico Fellini soñó en cuatro ocasiones con Pablo Picasso, o al menos dejó constancia de estos cuatro episodios en 'El libro de los sueños', la obra proteica, hecha a base de trazos y dibujos, en la que trabajó a lo largo de más de treinta años y en la que dejó constancia de sus ensoñaciones nocturnas. Fellini escribió la anotación respecto al último de estos cuatro sueños en 1980 (los tres anteriores habían sucedido en 1962, 1967 y 1968. En él, un Picasso "algo más desmejorado" se acerca al director y no deja de hablarle. En su discurso, cómpice y un tanto atropellado, Picasso le insiste: "No te distraigas". En aquel 1980, Fellini había cumplido sesenta años y el artista malagueño llevaba siete años muerto. Pero este "No te distraigas" resulta bien esclarecedor del modo en que Fellini asumió a Picasso como un guía, un modelo, un alimento de su propio trabajo. "Siento la necesidad de Picasso. Él me da fuerza, me indica el camino, pone los cimientos para que yo continúe", afirmó una vez. No hay constancia de que ambos se conocieran personalmente (coincidieron en alguna ocasión en el Festival de Cannes, como en la gala de entrega de premios de 1957, donde Fellini triunfó con 'Las noches de Cabiria' y Jean Cocteau ejercía de presidente del jurado con Picasso siguiéndole la pista bien de cerca; sin embargo, no hay testimonios de ningún tipo de conversación que ambos pudiesen entablar para aprovechar la ocasión, ni un mínimo saludo), pero Fellini siempre admitió esta poderosa influencia. En aquella inscripción de 1980, aunque se trataba del cuarto sueño, Fellini escribió por primera vez: "Sueño con Picasso". Ahora, 'Y Fellini soñó con Picasso' es el título de la nueva exposición temporal del Museo Picasso Málaga, la primera del año, que se inaugura hoy y que podrá verse hasta el 13 de mayo como revelación de las confluencias entre ambos genios.

La comisaria de la exposición, Audrey Norcia, ha explicado hoy en la presentación en los medios que el proyecto tiene su origen en las menciones de 'El libro de los sueños' de Fellini, pero también en las coincidencias vitales y creativas de "dos de los artistas de mayor influencia de su tiempo". Más allá de las referencias explícitas que hace Fellini de la obra de Picasso en películas como iL bidone (1955) y 'La dolce vita' (1960), es en 'Satyricon' (1969) donde Fellini hace gala con mayor intención de su deuda con Picasso "al proponer una arqueología que revela las propias raíces de la civilización y que apunta desde aquí al mismo futuro de la creación artística". La exposición reúne pinturas, dibujos y obra gráfica de Picasso en diálogo con dibujos de Fellini, guiones originales como el de 'La dolce vita' y la edición original de 'El libro de los sueños' (además de una edición en facsímil para la libre consulta). La muestra se completa con una sala de cine habilitada para la ocasión en la que se proyecta un documental de Isaki Lacuesta sobre los vínculos entre Fellini y Picasso, narrado por Emma Suárez.

Entre los elementos comunes que subraya el proyecto destacan las huellas que conducen desde los arquetipos femeninos picassianos hasta la omnipotente figura de la 'mamma' italiana en Fellini. Una matriz compartida llamada imaginación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios