Cultura

Jeremy Rennerb releva a Matt Damon en un nuevo Bourne

  • Ayer se presentó en Madrid la película, que llega el 14 de agosto

En la tradición de Richard Burton, Marlon Brando o Russell Crowe, Jeremy Renner ha desarrollado la habilidad de reflejar la complejidad emocional del hombre de acción, algo que vuelve a hacer en El legado de Bourne, que presentó ayer en Madrid y en la que recoge el testigo de Matt Damon. Jeremy Renner es el nuevo héroe de un género poco dado al prestigio interpretativo pero que, en cambio, a él le ha reportado dos nominaciones al Oscar consecutivas, por En tierra hostil y The Town. "Aunque no lo parezca, dar un matiz emocional al personaje es especialmente importante en el cine de acción, porque hay pocas escenas dedicadas al desarrollo dramático del personaje", explica en una entrevista.

Renner se confiesa fan del cine de acción de los años setenta. French Connection: Contra el imperio de la droga tenía persecuciones en coche alucinantes, pero no te importarían nada si no entiendes lo que lo que mueve a los que conducen el coche. En la saga de Jason Bourne hay detrás un gran trabajo para los personajes", prosigue. El legado de Bourne está dirigida por Tony Gilroy, responsable también de la tercera entrega, y llegará a las pantallas españolas el 15 de agosto, redondeando así un último año dorado para Renner, que ha acompañado a Tom Cruise en Misión Imposible 4 y ha sido Ojo de Halcón en Los vengadores.

Renner, que era desde El mito de Bourne un fan absoluto de la saga, interpreta a un nuevo personaje, Aaron Cross, que como su antecesor también ha sido manipulado genéticamente para convertirse en una verdadera máquina de matar, pero que irá buscando esa identidad borrada por los avances médicos. Pese a su defensa del entramado emocional de la película, explica la vocación de entretenimiento de la misma: "No queremos decir: ¡cuidado, la genética es peligrosa! Simplemente, es un telón de fondo interesante", asegura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios