Cultura

Juan Luis Galiardo y Kiti Mánver encarnan los males del 'Humo'

  • La obra de Juan Carlos Rubio se representa hoy y mañana en el Teatro Cervantes

Las relaciones humanas entendidas como cortinas de humo es el fatídico diagnóstico en el que se basa (valga la redundancia) Humo, la obra del dramaturgo Juan Carlos Rubio que se representa hoy y mañana en el Teatro Cervantes a las 21:00 con un reparto encabezado por Juan Luis Galiardo y Kiti Mánver. Ambientada en Málaga, esta comedia con apuntes de crítica social cuenta la historia del reencuentro de una pareja rota, formada por un terapeuta especialista en la adicción al tabaco y una periodista en plena crisis. Pronto, la posible reconciliación queda empañada por las mentiras esgrimidas por ambos para defender sus posiciones, frágiles y heridas.

Las adicciones, de hecho, constituyen buena parte del leit motiv de esta obra, que ganó en 2005 el Premio SGAE y que se estrenó en Madrid en enero de 2007. Así lo explicó ayer Kiti Mánver, quien señaló que, en este caso, el tabaquismo que termina confesando el protagonista "es sólo una de las muchas adicciones que se revelan: la necesidad de justificar la situación de cada uno en esta sociedad, aunque sea a base de mentiras, es sin embargo la más común y dañina". La dilucidación de la verdad, en cambio, "no sólo está perseguida y castigada, sino que además entraña un daño en sí misma", apuntó la malagueña, quien se deshizo en elogios hacia el autor y director, el cordobés Juan Carlos Rubio: "El hecho de que ganara por unanimidad el Premio de la SGAE, que conceden los autores, dice mucho de la calidad del texto; la manera en que construye los personajes y la trama es admirable, porque consigue presentar al espectador un reflejo de sí mismo, y el teatro es eso".

Por su parte, Juan Luis Galiardo subrayó la participación del resto de intérpretes del reparto, Bernabé Rico y Gemma Giménez, "jóvenes, versátiles, capaces de tomar el pulso a la obra cuando lo requiere: ellos significan el relevo del trabajo que desempeñamos los actores de mi generación, y por eso Humo representa una oportunidad importante para vernos juntos". El artista consideró que el teatro de texto, al que se adscribe la obra de Rubio, "puede parecer fuera de lugar en estos días en que todo va tan rápido, con medios como internet que ofrecen al instante lo que se quiere, pero precisamente por eso tiene ahora especial sentido ofrecer una propuesta de entretenimiento digna como ésta".

Mánver y Galiardo regresan a Málaga sólo un año después de la puesta en escena de A la luz de Góngora, un montaje de carácter didáctico basado en la obra del poeta que se representó en el Teatro Cánovas, producido por el Centro Andaluz de Teatro y dirigido por la propia Kiti Mánver. Ésta explicó que, si bien en el registro clásico del Siglo de Oro "el trabajo del actor tiene mucho más que ver con la técnica, con la expresión vocal y física", en obras contemporáneas como Humo "la interpretación tiene mucho más que ver con las emociones y la capacidad de expresarlas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios