Cultura

Leo Bassi reclama un mundo mejor en 'Utopía'

  • El Teatro Alfil acogerá desde el jueves hasta el 8 de marzo este montaje, calificado por él de "políticamente muy duro"

Inspirado por la pasión y la violencia con la que grupos de ultraderecha atacaron Revelación, su último espectáculo, el cómico Leo Bassi estrena ahora Utopía, una obra con la que pretende agitar a la izquierda y despertar en ella las ganas de soñar y defender un mundo mejor. "El humor es un arma muy poderosa", dijo ayer Leo Bassi en la presentación de este nuevo espectáculo que se estrena el próximo jueves en el Teatro Alfil, el mismo en el que en el 2006 fue descubierto un artefacto explosivo durante una de las funciones de Revelación, una obra en la que criticaba los monoteísmos.

Este fue uno de los ataques que Leo Bassi sufrió por esta obra, junto a "contratos rotos" y otras amenazas que le llevaron incluso a contratar guardaespaldas. Una experiencia, dijo, que "ha marcado mi vida" pero que también "han despertado mis ganas de lucha", algo que el cómico ha volcado en su nueva obra, una comedia "políticamente muy dura".

El patito de goma, ese que "no se hunde nunca, es indestructible y eternamente simpático y es la imagen menos agresiva que imaginar se pueda" es el nuevo aliado escénico de Leo Bassi, que, así, reiteró el crucifijo que simbolizaba su anterior montaje y que tantos problemas le trajo.

"Era como mostrar una tela roja a un toro. Aquí hay patos, no hay razón directa para que se enfaden. De todas formas me da igual, hace tres años tenía miedo, pero ahora no, no me voy a parar. Yo no necesito dar hostias, tengo mi comicidad", comentó.

Tras comprobar en sus propias carnes cómo la extrema derecha "tiene muy claro en qué tipo de sociedad quiere vivir" y que "pueden llegar a matar para defenderla", Leo Bassi, que confesó que tiene el corazón a la izquierda, se cuestionó por qué los partidos y sectores sociales progresistas "no tienen esta pasión" y han dejado de tener una visión del mundo al que aspiran y de defender sus ideales.

"No se puede vivir sin utopía", aseguró Leo Bassi, que en este espectáculo se ha metido en la piel de un "viejo bufón", de un "payaso de cara blanca", un personaje que, según este actor que continúa una saga de seis generaciones de cómicos de circo, representa "un indestructible deseo de soñar y de no aceptar las cosas como son".

En el espectáculo, que se podrá ver hasta el próximo 8 de marzo, Leo Bassi dará también sus propuestas sobre cómo construir un mundo mejor y defenderá un nuevo humanismo relativista basado en una "tolerancia" que no clasifique las cosas entre negras y blancas. Es, según el cómico, una contestación a las tesis históricas y políticas que José María Aznar sostiene en su libro Carta a un joven español.

Entre sus proyectos, además de recoger en su página web las propuestas sobre un mundo mejor de sus espectadores para hacérselas llegar a los políticos, está visitar el próximo mes de febrero a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. "Los dos nacimos el mismo año, en 1952, quiero visitarla para saber cómo vive, cómo piensa", apuntó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios