Equipamientos

La Librería Luces se traslada al Soho sin salir de la Alameda Principal

  • El establecimiento abrirá sus puertas desde el 10 de diciembre en el número 37 de la vía, un inmueble del siglo XVIII inscrito en el Catálogo de Edificios Protegidos

Un lector hojea un libro entre las estanterías de Luces. Un lector hojea un libro entre las estanterías de Luces.

Un lector hojea un libro entre las estanterías de Luces. / Javier Albiñana (Málaga)

Afectada sin remedio por los largos años de las obras del Metro que hace ya mucho lo convirtieron en un negocio invisible, la Librería Luces, emblema en Málaga del setor desde hace ya tres lustros, fundada en 2003 por Pilar Villasana y el recordado Joaquín Ortega (fallecido en 2009) en el número 16 de la Alameda Principal, ha decidido cambiar de casa. Lo hará, eso sí, muy cerquita: en el número 37 de la misma vía, en la acera contraria, en un inmueble construido en el siglo XVIII e inscrito en el Catálogo de Edificios Protegidos de la ciudad. Así lo confirmó el director de la librería, José Antonio Ruiz, quien informó de que el local también tendrá acceso desde Trinidad Grund. De este modo, Luces pasa a convertirse en uno de los agentes dinamizadores más prometedores del malagueño barrio de las artes, el Soho, así como en uno de sus más distinguidos y frecuentados inquilinos. “Esperamos dar alegría al barrio y seguir trabajando por la lectura y los lectores muchos años más”, apuntó Ruiz al respecto.

La nueva librería contará con una superficie de 400 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, una capacidad y una disposición similares a las de su sede actual. Pero la intención de los propietarios y responsables del centro es aprovechar la nueva ubicación para reforzar su programa de actividades literarias, más allá de las ventas, y contribuir a proyectar con mayor intención la imagen de Málaga como territorio literario. De hecho, tal y como recordó Ruiz, el mismo inmueble acogió en su momento la antigua Imprenta Sur, que consolidó la ciudad de Málaga como centro impresor y editor de la Generación del 27. “Queremos aprovechar esa identidad mítica para seguir alimentando el amor a los libros”, señaló. El director de la librería no oculta que los cuatro años de la obra del Metro en las mismas puertas del establecimiento habían puesto al mismo en una situación económica “muy difícil”, por lo que buscar una nueva sede era una necesidad “que ha coincidido de manera tan afortunada con la posibilidad de este oportuno encuentro en el Ensanche de Málaga”. La fecha señalada para la inauguración de la nueva sede de Luces es el lunes 10 de diciembre, “ya que la festividad de la Inmaculada y su puente nos darán margen para cerrar sólo un día”. La puesta de largo brindará seguro una ocasión de lujo para que los malagueños se reencuentren con una de sus librerías de referencia.

Los cuatro años de las obras del Metro "habían hecho de la mudanza una necesidad", afirma el director de la librería

Tal y como apuntaba a este periódico Pilar Villasana en una entrevista, Luces nació poco antes del estallido de la crisis económica “y eso nos obligó a competir y a esforzarnos más”, pero el proyecto caló bien pronto en la ciudad: “El 40% de nuestros clientes son habituales, lectores que percibieron nuestra manera más distinta y más próxima de trabajar. Por eso nuestro lema ha sido desde el principio Los libros más cerca”. Con lo que nadie contaba, sin embargo, era con algo peor que una crisis: unas obras del Metro que cegaron la fachada tras un muro con sucesivas promesas respecto al final que no fueron tales y sin que el Ayuntamiento atendiera a las reclamaciones de la Librería para compensar de alguna forma las pérdidas. Ahora, Luces se dispone a estrenar casa nueva y a aportar de paso algo de músculo cultural a un Soho que lo agradecerá como agua de mayo. Y muchos libros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios