Cultura

Madrid homenajea a Lorca

  • Ian Gibson y Miguel Poveda destacan la necesidad de encontrar los restos del poeta granadino

El escritor Ian Gibson acompañado por el cantaor Miguel Poveda.

El escritor Ian Gibson acompañado por el cantaor Miguel Poveda. / emilio naranjo / efe

Los paraguas desaparecieron ayer de la Feria del Libro de Madrid en una jornada en la que se homenajeó a Federico García Lorca y en la que el sol y los miles y miles de visitantes llenaron de optimismo a los libreros, de tal forma que su director, Manuel Gil, prevé acabar esta cita con buenas cifras. Así lo indicó ayer a Efe el director de la Feria, que aseguró que, a pesar de las malas condiciones climatológicas con las que se inauguró, prevé llegar a los 2,2 millones de visitantes, 600.000 ejemplares vendidos y 10 millones de euros en ventas a su término, el próximo 10 de junio.

Unas previsiones "sensatas" a partir de los datos del pasado año, en la confianza de que no se ponga a llover la próxima semana a diario: "Hoy [por ayer] ha sido una inyección de moral para todo el mundo", señaló Gil, que ha calculado en unas 300.000 personas las que han podido acudir en esta jornada a las casetas instaladas en el Parque del Retiro. Pero incluso el sábado por la tarde, cuando descargó una tormenta y empezó a llover con fuerza, "la gente no se iba y seguía comprando libros", dijo el director, que considera que esto demuestra que la Feria del Libro de Madrid es "un icono".

Las librerías y las editoriales sacaron ayer su "artillería" y sembraron la feria de conocidos autores que han pasado la jornada firmando ejemplares a sus lectores: María Dueñas, Fernando Aramburu, Almudena Grandes, Rosa Montero, Javier Moro, Cristina López Barrios, Juan José Millás, Luis García Montero, Manuel Rivas, Lorenzo Silva, entre otros muchos. La Feria ha rendido también un homenaje a Federico García Lorca en el 120 aniversario de su nacimiento, con motivo de la publicación del nuevo libro de Ian Gibson El asesinato de García Lorca, en un encuentro en el que el cantaor Miguel Poveda ha puesto voz a poemas del poeta granadino más universal.

Ian Gibson y Miguel Poveda charlaron junto al periodista Víctor Fernández, experto en la figura de García Lorca, en este encuentro donde se destacó la necesidad de encontrar los restos del poeta. Gibson (Dublín, 1939) hablóde la revisión del primer libro de su carrera, El asesinato de García Lorca, publicado por primera vez en Francia en 1971 y "descatalogado" desde su última reimpresión, en 2005.

El nuevo volumen incorpora nuevos estudios publicados desde su última revisión sobre la muerte del autor de Poeta en Nueva York, cuya obra es "casi cósmica", ha señalado. "Soy casi un superviviente de los lorquistas históricos", aseguró ayer Gibson, que insistió en que España "sigue con el problema terrible de las cunetas": ocupa "el segundo puesto del campeonato mundial" de víctimas en cunetas tras Camboya, dijo.

Gibson criticó al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy por su posición en relación con la memoria histórica: "Me alegro muchísimo de que se haya ido", ha señalado el escritor, que ha dicho que espera más de Pedro Sánchez. También ha asegurado a Miguel Poveda que le había hecho "llorar toda la noche" con su disco Enlorquecido, en el que el cantaor rinde tributo al poeta. Lorca, según Poveda, puede ser "un símbolo" a seguir en "estos momentos de confusión", un poeta al que ha recordado como una persona que abogaba "más por los encuentros que por los desencuentros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios