Cultura

Málaga rinde homenaje a Orson Welles con un monolito

  • El Festival de Cine Español formalizó ayer su tributo en el Parque del Cine de la capital

El Festival de Cine Español de Málaga rindió ayer al cineasta estadounidense Orson Welles, del que se ha cumplido este año el centenario de su nacimiento, con la inauguración de un monolito junto a la calle que lleva su nombre, y dentro del Parque del Cine de la capital malagueña, en Teatinos. Este reconocimiento se suma a los ya ofrecidos a Welles por el certamen malagueño, que en su última edición designó como Película de Oro el largometraje Campanadas a medianoche y ha situado a este cineasta como uno de los protagonistas de su ciclo de cine clásico, La Edad de Oro, que también se clausuró ayer en el Cine Albéniz.

El director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, calificó ayer a Welles en el acto de descubrimiento del monolito como "un genio inabarcable en su obra y en su vida" que "marcó las claves del lenguaje narrativo contemporáneo en el mundo del cine".

Vigar, quien recordó que las cenizas de Welles reposan en un pozo de la finca en Ronda del torero Antonio Ordóñez, gran amigo en vida del cineasta, citó al escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, quien aseguró en alusión al cineasta que "desde el Renacimiento no había habido un artista del que se pudiera decir con justicia que era un hombre del Renacimiento".

En el acto de homenaje de ayer, en el que también participó la concejal de Cultura, Gemma del Corral, la voz de Orson Welles sonó a través del actor Alberto González, quien recitó un texto del escritor Miguel Angel Oeste en el que el cineasta se pronunció en primera persona y aseveró que "hablar mucho de uno mismo es también una forma de ocultarse".

"Yo soy por encima de todas las cosas y de todas las posibilidades un generador de proyectos inacabados. De historias que pudieron ser y que no fueron. De vidas que murieron antes de nacer", afirmó el actor transmutado en Welles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios