Cultura

Marc Montijano 'suicida' a Picasso

  • La estatua de la Merced aparece con una cuerda alrededor del cuello

El artista barcelonés Marc Montijano colocó ayer por la mañana a las 7:30 a la estatua de Pablo Picasso, situada en la Plaza de la Merced de la capital, una cuerda alrededor de su cuello simulando El suicidio de Picasso, como denominó a su obra. Este trabajo forma parte de su serie Suicidios, que trata de introducir sogas en pinturas y esculturas de la vía urbana, mostrando la faceta más reivindicativa del artista. Estas obras impactantes y ácidas intentan mostrar su denuncia ante problemas sociales y culturales, y llamar la atención de la ciudadanía para que se rebelen ante ellos. Con esta acción en la escultura de Picasso ante su casa natal, intenta mostrar al artista malagueño decepcionado con la evolución cultural de este país, y en general por el maltrato que recibe la cultura en España. Por esto, Picasso decide colocarse una soga al cuello y suicidarse. La obra es una forma simbólica de representar la desesperación y la impotencia que viven los creadores comprometidos con el arte en la actualidad. "He elegido a Picasso porque es un icono mundial, una de las figuras artísticas más importantes del siglo XX y un referente para cualquier creador", aseguró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios