Publicaciones

Una nueva biografía recupera la figura de la actriz malagueña Rosario Pino

  • El Ayuntamiento publica el libro de Rafael Inglada, con un prólogo del actor Emilio Gutiérrez Caba

Gutiérrez Caba, Inglada y Del Corral, este miércoles, en la presentación. Gutiérrez Caba, Inglada y Del Corral, este miércoles, en la presentación.

Gutiérrez Caba, Inglada y Del Corral, este miércoles, en la presentación. / M. H.

La concejal de Cultura, Gemma del Corral; el escritor Rafael Inglada y el actor Emilio Gutiérrez Caba presentaron este miércoles en el Ayuntamiento el libro Paraíso y ocaso. Vida de Rosario Pino, una biografía de la actriz malagueña escrita por Inglada, prologada por Gutiérrez Caba y editada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga. El volumen recoge la vida de la conocida intérprete nacida en 1870 y fallecida en Madrid en 1933 y que según señala Rafael Inglada “fue comparada en su tiempo con las mismísimas María Guerrero, la Réjane y Sarah Bernhardt. Ninguna actriz malagueña –desde los tiempos de Rita Luna (1770-1832)– consiguió en vida una fama tan desmesurada como ella”.

En esta obra, que devuelve a la actualidad a una figura de la vida cultural y artística de Málaga del pasado siglo desmerecidamente caída en el olvido, salen a la luz por primera vez muchos detalles hasta ahora desconocidos de la trayectoria personal y profesional de La Pino, como era conocida. Inglada se ha apoyado para ello en hemerotecas y en los retratos dejados por sus contemporáneos. Gracias a ello, señala el autor, “podemos dilucidar sobre aspectos que componen, al final, un cuadro cercano y emocionante de su trayectoria, intentando corregir aspectos biográficos a todas luces falsos. En él vemos a una mujer luchadora, celosa de su vida privada, ansiosa por la interpretación; un arco que va desde sus primeros balbuceos teatrales en Málaga hasta sus estrenos en los teatros españoles, sus cinco viajes a América, la recepción de la prensa, los actores que formaron sus compañías, el olvido de los que fueron sus incondicionales y el ocaso en el Madrid de la Segunda República”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios