Cultura

Los 'Papeles confidenciales' de Rafael Alvarado llegan al Mupam

  • La nueva exposición del artista malagueño aborda en 115 obras el dolor por el paso del tiempo y la tragedia de la inmigración

Papeles confidenciales es el título de la exposición del artista malagueño Rafael Alvarado que se inauguró ayer en las Salas de la Coracha del Museo del Patrimonio Municipal (Mupam). La muestra, que está compuesta por unas 115 obras y comisariada por Pablo Alonso Herraiz, se articula en torno a dos temáticas como base: el paso del tiempo y el dolor de la inmigración. La muestraf ue presentada ayer por el concejal de Cultura, Damián Caneda; el propio artista artista Rafael Alvarado y José Antonio Quesada, mecenas y experto en la producción artística del autor. La muestra podrá verse hasta el 29 de diciembre.

Papeles confidenciales invita a reflexionar sobre dos grandes preocupaciones tan universales como el paso del tiempo y la inmigración. La primera de las salas que ocupa la muestra, está protagonizada por la figura del abuelo del autor. A través de 62 retratos, en los que utiliza el carbón, la témpera o el grafito sobre tela, cartón, papel y madera, se exhibe la faceta de Alvarado como singular retratista, poniendo énfasis en el expresionismo, reflejando con exactitud los rasgos fisionómicos del anciano, sus gestos y actitudes, en los que trasciende el cariño y el intento de escenificar el sentimiento de soledad que experimenta el ser humano. Esta primera parte de la exposición está introducida por una frase de Ortega y Gasset sobre la importancia que el pasado tiene para el hombre en su presente y futuro: "Olvidar el pasado, volverle la espalda produce el efecto al que hoy asistimos: la rebarbarización del hombre".

Después de realizar un recorrido sobre el transcurrir de la vida, a través de la mirada reflexiva de un anciano, el núcleo de la segunda parte de la exposición se centra en la problemática de la inmigración. En esta ocasión, el artista ha escogido los colores más oscuros de la paleta cromática para representar la dureza y la impotencia de esta problemática. Piezas de grandes dimensiones, sobre todo en acrílicos, que muestran las miradas de sufrimiento y los gritos ahogados de todas aquellas personas que eligen una patera como "salvavidas".

Alvarado, que se centra sobre todo en el colectivo de inmigrantes africanos, apuesta por títulos tan representativos como Viaje hacia ninguna parte, al representar las situaciones que sufren este colectivo desde que deciden dejar su país, hasta que se encuentran perdidos en el mar o simplemente no llegan a alcanzar su sueño de pisar las costas. No se trata solamente de hacer una pintura testimonial, de denuncia de una situación, porque Alvarado además pone todo el amor, y la maestría de su pincel para acercarnos a este mundo lleno de sombras. Dentro de su obra reciente destaca la utilización de la calavera en una serie de cuadros, conviven con las escenas sobre la inmigración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios