Cultura

Pet Shop Boys atrapa al público de La Cantera con su universo electrónico

  • Los británicos interpretaron los clásicos que han marcado una época y los temas de su último trabajo 'Electric' Marbella fue la segunda cita del grupo en su gira por España

Ataviados con unas imposibles chaquetas negras, tomaron el escenario de La Cantera los Pet Shop Boys tras un frenético audiovisual que introdujo a los asistentes en una noche de pop electrónico sin descanso con temas de su último trabajo, Electric y dirigir algunas palabras en español al público de Marbella al que realizaron continuos guiños durante su actuación.

Aunque los asistentes estaban entregados al ritmo de los británicos fue Suburbia la que puso en pie desde la platea hasta las gradas mientras bailarinas con cabeza de carnero danzaban bajo las luces incansables que sumergían a los asistentes en el mundo de los Pet Shop Boys. I'm not scared y Opportunities fueron otros de los temas que se pudieron escuchar en la penúltima noche de julio.

Para West end girls, el éxito de 1984, los carneros se vistieron de naranja e interpretaron el tema con la producción original de Bobby Orlando con el que no acabaron precisamente bien antes de entregarse de lleno a la electrónica. Y los cuernos dieron paso a bolas de discoteca que se calzaron en la cabeza a modo de casco de luz para el tramo de concierto en el que interpretaron temas como Thursday acompañados de unas bailarinas cuyas cabezas se convirtieron esta vez en pelotas naranjas sobre trajes de chaqueta oscuros que se agitaban dentro de cajas metálicas troqueladas como si de circuitos electrónicos se tratara.

Para Love etc los británicos aparecieron sobre el escenario enfundados en una cama vertical que solo dejaba al descubierto su cabeza mientras se proyectaban imágenes de cuerpos bailando sobre ellos. Una nube de humo y luces rojas crearon el ambiente que se merecía It's a sin otro de los grandes coreados de la noche.

Un espectáculo mas allá de lo musical en el que la puesta en escena dejó con la boca abierta a un público entregado que con DominoDancing coreaba el estribillo mientras los artistas daban paso a Always on my mind, el clásico de Elvis reinventado por los londinenses.

La de anoche en el Starlite de Marbella fue la segunda de las cuatro paradas previstas en España de la gira internacional de los británicos. Mañana viernes estarán en Gijón y el domingo en en el Festival Cap Roig, en Calella de Palafrugell. Después recorrerán diversos escenarios de Dinamarca, Holanda, Irlanda y Reino Unido para dar el salto a Asia con citas en Hong Kong y Singapur.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios