Cultura

Picasso y Goya saltan al ruedo en Madrid con sus 'Tauromaquias', que recalarán en Málaga

Una de las piezas de Picasso que se puede ver en Madrid hasta septiembre.

Una de las piezas de Picasso que se puede ver en Madrid hasta septiembre. / José Ramón Ladra

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Fundación Bancaria Unicaja han inaugurado este jueves la exposición Goya/Picasso. Tauromaquias, que reúne más de medio centenar de obras de ambos artistas, relacionadas con los espectáculos taurinos, y pone de relieve "la modernidad" de sus protagonistas.

La muestra, comisariada por Víctor Nieto, estará hasta el próximo 3 de septiembre en Madrid y viajará un mes más tarde al Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga, donde podrá ser visitada desde el 3 de octubre hasta el 10 diciembre.

La exposición, con más de 70 grabados en diversas técnicas, pone de relieve la relación e influencia que ejerció la obra de Goya en Picasso, "con suficientes testimonios de su interés" como se puede apreciar en piezas tales como 'Salto a la garrocha'.

La muestra ha sido presentada en un acto en el que han participado la directora de División de Actividades, Comunicación e Imagen de la Fundación Bancaria Unicaja, Cristina Rico; el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Tomás Marco, y el académico delegado del Museo, Calcografía y Exposiciones y comisario de la muestra, Víctor Nieto.

A continuación, se ha celebrado la inauguración oficial de la exposición, a la que también han asistido el presidente de la Fundación Bancaria Unicaja, José M. Domínguez; el secretario general técnico del Ministerio de Ciencia e Innovación, Ignacio Hermoso; el director general de la Fundación Bancaria Unicaja, Sergio Corral; el vicedirector de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Alfredo Pérez de Armiñán, y el académico Hernán Cortés.

"Hay reflejos de Goya en Picasso y él ya se encargó en dejarlo por escrito -Picasso escribía bastante bien y era muy rico en detalles-. De hecho, apuntó al respecto de uno de sus disparates, 'Disparate de tontos (o de toritos)', precisamente que eso era como 'una lluvia de toros'", ha explicado durante la presentación el académico Javier Blas.

Por primera vez, se expondrán las 33 láminas calcográficas, siete de ellas grabadas por ambas caras, de Goya, junto con la primera edición completa de 'Tauromaquia', publicada en 1816. Además, añade las siete estampas desechadas, excluidas de las dos primeras ediciones e incorporadas a partir de la tercera (1876).

También se incorporan cuatro ejemplares de los 'Toros de Burdeos', dibujados con lápiz litográfico por Goya entre 1824 y 1825. Una década antes de la guerra civil, Gustavo Gili Roig encargó a Picasso una edición de bibliofilia sobre el tratado Tauromaquia o arte de torear, escrito por el diestro José Delgado, alias Pepe-Illo, e impreso en Cádiz en 1796.

Inicialmente, Picasso abrió ocho aguafuertes y trazó algunos esbozos que quedaron inéditos. Durante la primavera de 1957 rescató el proyecto en La Californie, su villa de Cannes, grabando 26 aguatintas al azúcar. Dos años más tarde, Gili hijo -Gustavo Gili Esteve- publicó 'La tauromaquia' de Picasso en Ediciones de la Cometa, añadiendo a las 26 estampas una cubierta grabada a la punta seca.

Se reúne en la exposición, junto a las obras citadas de Goya, la serie completa de Picasso, de la que el Museo Casa Natal Picasso de Málaga ha aportado 24 estampas y la Biblioteca Nacional de España las dos restantes y la cubierta.

Este proyecto forma parte de un acuerdo de colaboración suscrito entre la Fundación Bancaria Unicaja y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con el objetivo de promover, planificar y ejecutar exposiciones compartidas, presentadas en itinerancia en sus respectivas sedes de Madrid y Málaga. En esta ocasión, en colaboración con el Museo Casa Natal Picasso de Málaga y coincidiendo con la conmemoración del cincuenta aniversario de la muerte del artista.

Sin planchas originales de Picasso 

Preguntado al respecto de la postura de los artistas respecto a un tema que "puede ser polémico", el propio Nieto ha aludido a la "ambigüedad" de Goya hacia los toros. "Goya vivía en una época de contradicciones y conservadora y así era él también.  De hecho, las imágenes de la tauromaquia tienen varias lecturas y él, más que crítico con los toros, lo es con la idea del trámite de la muerte", ha apuntado.

También se ha abordado la presentación por primera vez de todas las planchas restauradas de la serie 'Tauromaquia' de Goya. "Antes no se consideraban las planchas como obras de arte, ahora sí y es por eso también que decidimos hacer la última estampación de esta serie hace ya casi 40 años", ha afirmado Blas.

No obstante, en el caso de Picasso no ha sido posible conservar las planchas originales. "En el siglo XIX se conservaban las planchas porque lo que se quería eran muchas impresiones y alargar su uso. Por el contrario, en la época de Picasso se empezó a numerar y acortar ediciones, porque cuanto más corta, más valor. Todas las matrices de Picasso fueron inutilizadas toda vez que se estampó el número concreto de sus series", ha concluido el académico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios