Equipamientos

El Pompidou sella su compromiso para quedarse en Málaga hasta 2025

  • La institución francesa y el Ayuntamiento firman un protocolo de intenciones que habrá de confirmarse con la rúbrica de un nuevo convenio antes de 2020

Serge Lasvignes y Francisco de la Torre firman el protocolo en el Ayuntamiento. Serge Lasvignes y Francisco de la Torre firman el protocolo en el Ayuntamiento.

Serge Lasvignes y Francisco de la Torre firman el protocolo en el Ayuntamiento. / Javier Albiñana (Málaga)

Bajo el guion previsto y en los términos ya apuntados, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; y el presidente del Centre Pompidou de París, Serge Lasvignes, han firmado esta mañana en el Ayuntamiento un protocolo de intenciones que confirma la renovación del acuerdo para el Centro Pompidou Málaga suscrito en 2015 para un plazo de cinco años por otros cinco, lo que garantiza la permanencia del museo en el Cubo del Puerto hasta 2025. Se trata, según ha explicado el alcalde, de “oficializar” las conversaciones mantenidas “en los últimos meses” que ya apuntaban a esta renovación (tal y como han dado a entender Lasvgines y el mismo De la Torre en sus últimas comparecencias) con un acuerdo que habrá de confirmarse con la rúbrica de un nuevo convenio, según el procedimiento establecido, un año antes de 2020, cuando expirará el primer plazo. Tal y como explicó De la Torre, el protocolo ya anticipa que el futuro convenio mantendrá las mismas condiciones que el vigente: el Ayuntamiento pagará al Centro Pompidou de París un canon anual de un millón de euros por el uso de su marca y se hará cargo además de todos los transportes y seguros de las obras para las diversas exposiciones, lo que se traduce en otro gasto para las arcas municipales de 1,07 millones de euros al año. Lasvgines adelantó por su parte que el proyecto expositivo mantendrá su naturaleza actual, con dos colecciones semipermanentes entre 2020 y 2025, las muestras temporales y las diversas actividades, festivales y talleres “multidisciplinares”. El presidente explicó además que este protocolo permite “trabajar ya con la mente puesta en 2021. Necesitábamos esta garantía para comenzar a diseñar las exposiciones que vendrán a Málaga a partir de entonces, teniendo en cuenta la disponibilidad de las obras”.

Lasvignes definió el proyecto del Centro Pompidou Málaga como “una aventura en todos los sentidos, que no podría haberse vivido sin una comunidad que decide hacer este viaje juntos”. Así, los responsables del Pompidou parisino “compartimos con el alcalde de Málaga la convicción de que el desarrollo cultural de una ciudad es algo crucial. No es algo que esté pasado de moda, sino que se tienen que dar día a día”. En este desarrollo se inscribe el Centro Pompidou Málaga “como aportación del arte contemporáneo a esta evolución”. Lasvignes hizo referencia a un artículo de Le Monde que llevaba por título Málaga, un Renacimiento a través del arte, que en su opinión demuestra “la audacia de este proyecto”. A su vez, para el Centro Pompidou de París, la experiencia malagueña “nos ha permitido aprender muchas cosas, salir más allá de nuestras fronteras y trabajar en otros sitios con sensibilidades culturales distintas”. Desde la inauguración del centro en 2015 “ha predominado la voluntad de trabajar en común, hasta el punto de que los equipos de Málaga y de París han ganado confianza y amistad, lo que sin duda se refleja en el proyecto”. Lasvignes destacó además que el Centro Pompidou Málaga “es una referencia para nuestras actuaciones. Cuando comenzamos las negociaciones para abrir un Centro Pompidou en Shanghai [cuya inauguración está prevista para la primavera de 2019], Málaga fue la referencia que más se tuvo en cuenta, y de hecho sus impulsores vinieron aquí a comprobar personalmente lo que éramos capaces de conseguir”.

El presidente del Centro Pompidou de París hizo también referencia a las palabras pronunciadas por el Rey Felipe VI en el acto de entrega de entrega de las Medallas de Oro al Mérito a las Bellas Artes, celebrado hace unas semanas en el Centro Pompidou Málaga: “Me gustó mucho su llamada a la perpetuación de la colaboración cultural entre España y Francia. Precisamente, lo que hacemos aquí es un proyecto de índole europea, en el que construimos en conjunto desde las diferencias”. Y para terminar su intervención, Lasvignes expresó un deseo: “Que lo que se ha vivido como una aventura continúe”.

Por su parte, Francisco de la Torre afirmó que el Centro Pompidou “nos da una gran visibilidad”, al mismo tiempo que ha aportado “una gran cohesión social a la ciudad” así como la posibilidad “de asumir perspectivas que antes nos parecían impensables”. El alcalde recordó que el Pompidou malagueño “ha sido citado como ejemplo de colaboración en las dos últimas cumbres hispano-francesas” y subrayó la “extraordinaria” oportunidad que entraña “para reforzar la vida cultural de Málaga y su proyección cultural en España, Europa y el mundo, de manera bien aprovechada”. Y no ha perdido el alcalde la oportunidad de manifestar su deseo respecto al paisaje posterior a 2025: “Esta aportación será aún más fuerte cuando podamos hablar con naturalidad de una continuidad de Centro Pompidou en Málaga para siempre, aunque ahora fijemos el horizonte en 2025. Mientras tanto, mantendremos nuestra esperanza y nuestro entusiasmo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios