Cultura

Sebastián Castella, con una oreja, destaca en la corrida de Barcelona

  • El diestro francés consigue el único trofeo del festejo · Juan Serrano 'Finito de Córdoba' y Alejandro Talavante salen de vacío y dejan una mala impresión

GANADERÍA: Toros de Parladé, correctos de presentación y de desigual juego. TOREROS: Juan Serrano 'Finito de Córdoba', pitos y ovación. Sebastián Castella, ovación tras leve petición y oreja tras un aviso. Alejandro Talavante, silencio tras aviso y pitos. Incidencias: Plaza de toros monumental de Barcelona. Media entrada.

Sebastián Castella cortó la única oreja de la tarde en la corrida celebrada en la plaza de toros de Barcelona, que registró una buena entrada, con 9.000 aficionados que dieron cita en la Ciudad Condal.

El francés cosechó lo más rotundo de toda la tarde en el quinto, en una faena en la que destacaron tres series muy rotundas y de mano baja por el pitón derecho, con muchísimo poderío y temple. Al natural el toro tenía peor condición y que nunca terminó por entregarse. Mató de estocada arriba y le concedieron el trofeo.

Sebastián Castella recibió con unas verónicas muy templadas y buenas al segundo, que finalmente fue devuelto a los corrales por su absoluta invalidez. En su lugar salió otro toro de Parladé al que le costó un mundo romper hacia delante. El torero de Béziers comenzó con cuatro pases por alto y estuvo voluntarioso por el pitón derecho, sacando algún muletazo de mérito. Al natural el toro se quedó muy corto, mató de estocada caída y saludó una ovación.

A manos de Juan Serrano Finito de Córdoba fue a parar el único animal potable de la primera parte del festejo, que dejó entrever buena condición. Sin embargo, el cordobés estuvo muy frío y desconfiado, sin terminar de verlo claro nunca. Mató de media estocada arriba y escuchó pitos mientras el toro era aplaudido en el arrastre.

En el cuarto, Finito de Córdoba salió con más ganas y decidido y dejó varios muletazos sueltos marcados por el sello de su tauromaquia. Sin embargo, todo supo a poco pues resultó irregular, siempre sin apreturas. Dejó tres pinchazos antes de una estocada perpendicular.

El tercero manseó desde salida y recibió una lidia horrorosa por parte de la cuadrilla de Talavante. El extremeño lo intentó pero sin demasiado eco en los tendidos. Con la espada, simplemente horroroso. El sexto fue otro de los peores toros del encierro y el Alejandro Talavante alargó en exceso el trasteo, provocando el enfado del público

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios