Cultura

El Teatro Real se rinde a Lorca

  • Pablo Heras-Casado es el director musical de la adaptación lírica de 'El Público', que se estrena en febrero

No terminó de ser una obra completa y ya se ha convertido en una ópera. La obra de García Lorca El Público, que escribió durante su estancia en Cuba tras su viaje a Nueva York, es considerada como una de las piezas más difíciles y misteriosas del poeta granadino, además de ser uno de los grandes textos del teatro vanguardista. El fallecido Gerard Mortier, que asumió la dirección artística del Teatro Real en 2010, encargó a Mauricio Sotelo la composición de esta obra, además de pedir a Pablo Heras-Casado su dirección musical.

Esta idea de transformar la obra de teatro en una ópera viene de largo y es que el director belga propuso a Heras-Casado, desde el principio, la responsabilidad de esta labor. "Este es uno de los grandes proyectos de Mortier que discutió, trabajó y soñó conmigo", reconoce el director de orquesta sobre el que será el gran acontecimiento de la temporada, puesto que es un estreno mundial y da a luz, según Heras-Casado, "una obra que ha estado escondida durante mucho tiempo y de las menos conocidas del poeta. Es una gran oportunidad para llevarlo al público, aunque no sea de una manera directamente teatral". Igualmente, hay otros factores que hacen de este estreno algo muy especial para el granadino: "El hecho de que sea en Madrid, en el Teatro Real, y el hecho de que esta ópera esté basada en una obra de mi paisano es muy emocionante y todo un honor", afirma. Agradece también que, con tantos compromisos en el extranjero, esta oportunidad sea "una ocasión para poder pasar una temporada larga en casa y seguir en contacto con el público madrileño y español".

Mauricio Sotelo y Andrés Ibáñez son los dos creadores de la música y del texto de este reto, respectivamente. Este drama surrealista se traducirá, según aclara Sotelo, en una música que llegará muy fácilmente al público aunque el texto sea tan complejo que ni el propio compositor lo logra entender. Heras ya ha comenzado a ver algunas de las partituras de la obra y el mensaje que le inspira la música de Sotelo es "que los oyentes no tengan miedo a acercarse a unos ritmos que pueden resultarles diferentes. Es un lenguaje nuevo y accesible". La música, explica Heras-Casado, incorpora "elementos flamencos"; sin embargo, el maestro aclara que "el lenguaje de esta ópera no va a tener ningún tipo de folclorismo".

Sotelo ve un universo azul oscuro cuando escucha la música, pero el propio director, al contar solamente con unas pocas partituras y sin haber sido grabada aún la música, todavía ve solamente un esquema. Esta incertidumbre durará poco tiempo puesto que a finales de diciembre se empezará a ensayar la obra musical en Viena con el Klangforum Wieny en enero ya se trasladará a Madrid. "A partir de entonces, comenzaré a ver los colores de la obra", afirma el director, que lleva profesionalmente diez años en escena.

Siete voces son las que participan en la ópera más los cantaores flamencos, Arcángel y Jesús Méndez, que hacen de Caballo 1 y 2 y un bailaor que hará del tercer caballo simbolizando el erotismo y lo irracional.

Para el director, El Público mostrará otra faceta de Lorca, cuya figura se ha visto envuelta en estos años en diversas polémicas, tantas que muchos "lorquianos" se quejan de la poca difusión de su obra y lamentan el "morbo" respecto a su vida personal. El director granadino lo tiene claro y piensa que en ningún momento, "el arte tiene que ser utilizado como arma de ningún tipo, ni política ni del interés de nadie. Las obras de arte son cuerpos abiertos en canal para que cada individuo pueda interpretar sus ideas, debatirlas y poder confrontarlas. Me parece tristísimo que todos estos conflictos dentro de los homenajes a Lorca ocurran cada año en la ciudad del propio poeta".

A partir del 24 de febrero hasta el 13 de marzo se podrá ver esta ópera del Siglo XXI en el Teatro Real de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios