Cultura

'The Extraordinary Tale', un cuento de amor macabro en el cine Albéniz

  • El andaluz José F. Ortuño presenta su última película tras una gran acogida de la crítica norteamericana

No es la típica comedia romántica eclipsada por clichés. Por esta y más razones, largometrajes tan poco convencionales como el de los andaluces Laura Alvea y José F. Ortuño terminan por desbancarse y conquistar a la crítica internacional. The Extraordinary Tale aborda la típica historia de chico (Ken Appledorn) conoce chica (Aïda Ballmann) con un ligero matiz. Y es que la chica sufre un trastorno obsesivo compulsivo que conducirá el macabro idilio a situaciones límite. Con esta idea parte esta fábula, que tras conquistar la crítica de festivales en Londres, Atlanta, Toulouse y Málaga (donde además recibieron el Premio del Público), este viernes llegará a salas de Madrid, Sevilla o Barcelona, y entre ellas, al malagueño cine Albéniz.

Allí estuvieron ayer su director, José F. Ortuño y el actor Ken Appledorn, acompañados por el productor asociado Habacuc Rodríguez, de Puraenvidia Films, presentando el filme que estará en cartelera durante una semana (o más, si la película termina convenciendo al público malagueño).

"Es un cuento a la vieja usanza, como el de los hermanos Grimm, que Disney se encargó de edulcorar. En los cuentos originales, La Sirenita se suicidaba y el lobo se comía a Caperucita. Nosotros queríamos recuperar esa tradición de los cuentos con esta película", explica el director sobre el largometraje.

The Extraordinary Tale ha sido un proyecto muy cuidado por la pareja de directores (también sentimental), que durante más de dos años han fraguado esta comedia negra. Sobre la financiación del filme, el director señaló: "Laura y yo coincidimos en hacer algo muy nuestro. Teníamos la necesidad de contar algo muy personal, por eso no solicitamos ninguna subvención pública que pudiera ejercer algún tipo de presión sobre el filme. Queríamos absoluta libertad".

La particularidad de la película es que, sorprendentemente, ya había sido presentado en Denver, Chicago, Pittsburgh y Nueva York antes de promocionarse en España. José F. Ortuño lo explica: "No quiero mantener el discurso de que en España no se reconoce el talento, que hay que irse fuera... Sinceramente, en España también nos han cuidado mucho. Sí es cierto que nosotros decidimos rodar la película en inglés, y su primera presentación fue en Londres, pero porque tanto Laura como yo tenemos una gran vinculación con la ciudad. Fue decisión nuestra. De este modo, la película empezó a crearse una fama fuera que luego acabó volviendo".

Toda comparación es odiosa, pero en este caso inevitable. Estéticamente el filme posee ciertas similitudes con el largometraje de Jean Pierre Jeunet, Amélie. El director defiende: "Nunca tuvimos presente esa película, pero son muchos los que la relacionan, así que supongo que tendrán algún parecido. Al final parece que la película escapa de tu control, a pesar de que nosotros tenemos otras referencias".

Sea como fuere, The Extraordinary Tale se ha desmarcado como una película cargada de matices, luces y sombras (muchas sombras) que en ningún momento dejan indiferente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios