Arte

Las utopías protagonizan la nueva colección permanente del Pompidou

  • El proyecto expositivo, que permanecerá en el centro hasta 2020 y se inaugura hoy, incluye obras de Miró, Picasso, Kandinsky, Chagall, Malevich y Delauney, entre otros

'Ritmo, alegría de vivir', de Robert Delauney, en la nueva colección del Pompidou. 'Ritmo, alegría de vivir', de Robert Delauney, en la nueva colección del Pompidou.

'Ritmo, alegría de vivir', de Robert Delauney, en la nueva colección del Pompidou. / Daniel Pérez / Efe (Málaga)

Las utopías que jalonaron la historia del siglo XX sirven para engarzar la renovada colección permanente del Centro Pompidou de Málaga, con una selección de piezas de la institución parisina en la que están nombres como Miró, Picasso, Kandinsky, Chagall o Malevich. "La utopía vive en cada uno de nosotros, como ideal de felicidad eterna, cualquiera que sea nuestra cultura y origen", ha resaltado hoy Brigitte Leal, directora adjunta del Pompidou de París y comisaria de esta exposición, que permanecerá instalada en Málaga hasta 2020.

El recorrido diseñado por Leal arranca en los años 30, cuando se vive todavía la ilusión de la Revolución Rusa de 1917 y su afán de transformación del mundo. Grandes murales como Ritmo, alegría de vivir, de Robert Delauney, están protagonizados por "colores cósmicos" y a veces asumen la Revolución Industrial en un sentido positivo. En la segunda sala se reúnen Kandinsky, Malevich, Chagall o Picasso, este con el cuadro Le printemps (1956), que coincide con una revolución en Budapest que empezaría a mostrar un ideal político que fracasó y se convirtió en dictadura, ha apuntado la comisaria. Malevich está presente con Sensación de peligro. El hombre que corre, una obra muy simbólica sobre "el final de las ilusiones" y con la que representó el fracaso de la revolución.

Una de las piezas que llamará la atención del visitante es N.Y. 06:00 A.M., una gigantesca lata de sardinas del tamaño de una cama de matrimonio, con la que el artista francés Franck Scurty quiso aludir a que "el ideal de felicidad es no hacer nada", por lo que concibió este lecho como "un refugio del trabajo", según Leal. El recorrido concluye en la sala con mayores dimensiones del Pompidou de Málaga, que permite acoger el mural de Miró Personajes y pájaros en la noche y otra de las instalaciones que protagonizará más fotos de los visitantes, un rebaño de veinticuatro corderos, de los cuales catorce no tienen cabeza, creados por Francois-Xavier Lalanne.

El presidente del Pompidou de París, Serge Lasvignes, ha admitido que hay obras "que se ven mejor en Málaga" que en el Centro francés, como el mural de Miró, que casi nunca pueden exhibir al carecer de "los espacios necesarios". "Las utopías son las raíces del Pompidou de París, un proyecto increíble, que a nadie le gustaba, para unir distintas disciplinas culturales, y es un término muy actual, porque puede ser que Europa durante un tiempo no haya tenido utopías y le haya faltado imaginación, arriesgar y soñar", ha añadido Lasvignes.

Sobre la experiencia de la sede de Málaga, cuyo contrato prorrogable expira en 2020, el presidente ha asegurado que no tienen "ganas de que esto pare", y quieren que "continúe", aunque "en qué forma o condiciones será objeto de diálogo". "No tenemos la impresión de estar solos en Málaga, porque su oferta de museos es maravillosa, y somos parte de una oferta global que se complementa y es diversa", ha apuntado Lasvignes, que ha recordado que el Pompidou posee unas 120.000 obras de arte, de las que sólo puede exhibir en París un cinco por ciento, y trabajar con otros países "da valor a la colección".

El máximo responsable del Pompidou ha avanzado que las exposiciones temporales del Centro de Málaga en 2018 serán, a partir del 26 de marzo, una dedicada a Brancusi, a la que seguirá desde el 12 de julio otra sobre Jean Dubuffet, para completar la programación anual desde el 8 de noviembre con una muestra sobre arquitectura hinchable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios