Cultura

El West-Eastern Divan celebra sus diez años con una nueva gira europea

  • El ciclo de conciertos arranca mañana en el Teatro de la Maestranza de Sevilla

El taller orquesta West-Eastern Divan de la Fundación Barenboim-Said, que este año cumple su décimo aniversario, protagonizará en agosto una nueva gira por varias ciudades europeas que comenzará el próximo domingo en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. Para preparar esta gira internacional de conciertos, la orquesta dirigida por el maestro Daniel Barenboim realizó ayer en la residencia Lantana de Pilas (Sevilla) uno de sus últimos ensayos, al que asistió el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.

El máximo dirigente andaluz mostró el "compromiso de futuro" de la Junta con la fundación y con la orquesta y destacó su apuesta por "la música como elemento de paz entre las civilizaciones y las culturas". Griñán manifestó también que a través de la Academia de Estudios Orquestales de Sevilla y del Proyecto de Educación Musical Infantil, "estamos haciendo con este proyecto una iniciativa muy permeable al estudio y a la compresión de la de la música en los niños y en la infancia en Andalucía". Estas manifestaciones las realizó Griñán en una rueda de prensa que ha ofrecido a los medios de comunicación en la misma residencia junto a Daniel Barenboim y Mariam Said, viuda del otro pilar básico en el proyecto de la orquesta, Edward Said.

Barenboim recordó que el proyecto, iniciado en 1999, "se basaba en crear un foro para jóvenes músicos de toda la región de Palestina, Siria, Líbano, Israel y Egipto, donde se podría estudiar música en un contexto unido a una reflexión social, humana, filosófica y política". Para el veterano músico, "de empezar como un experimento, ahora estamos ya en su décimo aniversario; un mito, porque es el único proyecto que funciona donde hay voluntad de cooperación entre seres humanos que se consideran enemigos". Según resaltó, "se trata de un modelo basado en la igualdad, y que no hubiera sido posible sin la historia de Andalucía, donde judíos y musulmanes convivieron durante siete siglos, y hoy, no sólo por el hecho geográfico, lo consideramos como un proyecto andaluz por el apoyo de la Junta". Barenboim destacó que durante estos 10 años el proyecto "nunca se paró" y ha señalado como un hito el concierto que la orquesta dio en la ciudad palestina de Ramala en 2005, con apoyo del Gobierno español, "que nos otorgó pasaporte diplomático español a todos los componentes, ya que sin este documento no hubiéramos podido entrar en ese territorio prohibido para los sirios, libaneses e israelíes, nunca lo olvidaré".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios