exposición

Ella era la amante de Hitler

  • El legado de Imperio Argentina revive en una muestra en el Palacio Episcopal que da cuenta de la admiración que la cantante despertó en todo el mundo, régimen nazi incluido

Exposición sobre Imperio Argentina inaugurada ayer en Ars Málaga, en el Palacio Episcopal. Exposición sobre Imperio Argentina inaugurada ayer en Ars Málaga, en el Palacio Episcopal.

Exposición sobre Imperio Argentina inaugurada ayer en Ars Málaga, en el Palacio Episcopal. / carlos díaz / efe

Considerada la primera gran estrella internacional del cine español, Imperio Argentina fue una mujer valiente y adelantada a su tiempo que llegó a encandilar con su trabajo a Hitler, y que ahora revive con una exposición de una parte de su extenso legado en el Palacio Episcopal de Málaga, quince años después de su muerte. De ese episodio se muestra una tarjeta de invitación personal con el membrete del Führer, esvástica incluida, para una recepción el 4 de marzo de 1939, o una fotografía dedicada por el ministro nazi de Propaganda, Joseph Goebbels.

Fue éste quien, en plena Guerra Civil española, le invitó a rodar en los mejores estudios europeos de la época, los de la UFA, para satisfacer los deseos de Hitler, quien confesaba haber visto veinticuatro veces Nobleza baturra, uno de los grandes éxitos de Imperio Argentina, explicó ayer hoy Marta del Corral, comisaria de la exposición junto a Lorena Codes y Álvaro Carrillo. La actriz y su marido, el cineasta Florián Rey, rechazaron el proyecto propagandístico que el nazismo les ofreció, pero a cambio propusieron rodar Carmen la de Triana, que además tuvo una versión local, Andalusische Nächte (Noches andaluzas), en la que Imperio se atrevió a hablar y cantar en alemán. Sobre aquella relación corrieron ríos de tinta que llegaron hasta su actuación en 1952 en el Carnegie Hall de Nueva York, porque los participantes en una manifestación a las puertas de ese escenario portaban grandes pancartas que decían: "No entréis, es la amante de Hitler". Pese a todo, cosechó un gran éxito que se saldó con una ovación de catorce minutos del público neoyorquino, lo que le obligó a ofrecer una segunda actuación que inicialmente no estaba prevista.

La exposición da testimonio además de su contacto con otra gran estrella, Marlene Dietrich, respecto al que se llegó a decir que hubo una relación lésbica, extremo rechazado por una Imperio Argentina que incluso confesó que la actriz alemana le había resultado antipática y que zanjó las dudas asegurando que lo que a ella le gustaba eran "los pantalones". Pero el recorrido por sus ochenta años de carrera arranca desde que se subió por primera vez a un escenario, con 5 años, entonces como Petite Imperio, nombre artístico que después modificaría a sugerencia del Premio Nobel de Literatura Jacinto Benavente, para adoptar definitivamente el de Imperio Argentina.

Uno de los grandes hallazgos de la exposición ha sido descubrir "a una mujer muy culta, que se relacionó con la intelectualidad de su época", según la comisaria, como muestra la correspondencia que mantuvo o los dibujos que le dedicaron Rafael Alberti, Jean Cocteau, Juan Ramón Jiménez, Azorín, Pío Baroja, Carlos Gardel o Camilo José Cela. Los comisarios han seleccionado más de medio millar de documentos y objetos entre los miles que atesora Fernando Luis Aisa, quien fuera su secretario personal y actual propietario del legado que dejó la artista.

Para Aisa, supone "un sueño" ver expuestos estos objetos, aunque espera que la muestra pueda recorrer toda España e incluso que algún día pueda exponerse en una sede permanente, puesto que "el legado no negocia con su nombre y solo quiere que se conozca una figura universal como la de Imperio", aseguró. Ha destacado el cariño que profesaba la actriz a objetos presentes en la exposición como una pequeña maleta de piel de cocodrilo, "que llevó desde los 10 o 12 años hasta que falleció", o una pulsera de pelo de elefante y oro "que siempre la acompañaba porque era su amuleto, y si alguna vez al salir al escenario se le olvidaba, volvía al camerino para cogerla", explicó Aisa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios