Cultura

"Nunca me he creído nadie, esa ha sido siempre la clave de mi éxito"

  • El músico presenta hoy en La Cantera de Marbella su disco 'El reencuentro', que le vuelve a reunir con Manuel Alejandro, su compositor "favorito" · En el repaso a sus 52 años de carrera, se siente "mejor que nunca"

"¿Aló?", pregunta Raphael al otro lado del teléfono. Tras los saludos correspondientes, el cantante, que presentará hoy en el festival Starlite de Marbella El reencuentro, su nuevo disco, se muestra vitalista y orgulloso del transcurso de su carrera. Con la gira Lo mejor de mi vida hace un repaso a 52 años de trayectoria musical.

-Lleva más de 50 años de carrera ¿queda más Raphael para sus seguidores?

-Queda muchísimo porque hace nueve años me hicieron un trasplante y desde entonces me siento renovado. Me regalaron muchos más años de vida. Hay mucha ilusión y muchas cosas que entregar al público todavía. Me siento fuerte, ilusionado y muy bien, la verdad es que como nunca.

-Ha sido siempre una persona muy coqueta sobre el escenario...

-(Entre risas) ¿Por qué coqueto? ¿tú crees?

-Eso parece, ¿cómo se cuida?

-Yo no me cuido, aunque lo que sí es verdad es que yo no me descuido. Es decir, nunca hago aquello que no debo hacer. Esa es mi forma de cuidarme.

-Entonces ¿no le preocupa su imagen?

-Hay muchas cosas que me preocupan más que mi imagen. Lo que creo que pasa es que como fui trasplantado de hígado eso ha salido a la cara. Mi rejuvenecimiento es totalmente interior y eso florece en la cara, por supuesto.

-En su nuevo disco, El reencuentro, vuelve a trabajar con Manuel Alejandro. ¿Cómo ha sido el regreso?

-Los dos estamos muy contentos de haber renovado este compromiso que comenzó al principio de nuestras carreras.

-¿Cómo hace suya las canciones que escriben para usted?

-Tengo que creerme la canción, si yo no me la creo ¿cómo voy a hacer que se lo haga la gente?

-¿Y cómo es el proceso a la hora de elegir las canciones?

-Yo creo tanto en él que todo lo que compone me parece válido. Es muy raro, aunque a veces haya ocurrido, que él tenga que repetir algo porque a mí no me guste. Es muy certero y sobre todo conmigo, que me conoce muy bien.

-¿Cómo trabajáis?

-Hablamos sobre lo que queremos hacer, vamos a comer, seguimos hablando, nos llamamos... Y de pronto un día él me dice "déjame en paz" y se ausenta y cuando nos volvemos a encontrar tiene todo el trabajo hecho.

-¿Esas charlas ayudan a que el trabajo que hace Manuel Alejandro le represente?

-Manolo me sonsaca todas las cosas. Él escribe muy a mi medida. Es mi compositor preferido, aunque hay otros que también me gustan mucho como José Luis Perales, Bunbury o Alejandro Sanz me encantan. Pero para cantar yo, Manuel Alejandro, y en segundo lugar Perales, porque también me ha dado éxitos muy grandes.

-Ha hecho un remix con la canción Sexo sentido, ¿intenta adaptarse a los tiempos?

-Yo soy un artista que, por sorpresa, funciono muy bien en las discotecas. Por ejemplo Escándalo no sólo estaba en las discotecas, sino que llegó hasta los campos de fútbol. Al grabar la canción Sexo sentido pensé que era un buen tema para lanzar al público a la pista de baile.

-¿Con esto quiere dirigirse a un público más joven o no es su intención?

-Yo me dirijo a todos los públicos. A quien me quiere escuchar. Pero bien es verdad que son cinco generaciones las que siguen ya mi carrera. Cuando vas a un sitio donde yo canto la mitad es un público joven.

-Tras 52 años subido al escenario, ¿necesita ahora más tranquilidad? ¿Las giras son iguales a las del principio?

-Hombre, cuando yo no estaba casado me iba de gira un año entero. Ahora mis viajes suelen ser de cuatro o cinco semanas y regreso a casa. De todas formas, con las nuevas tecnologías estamos tan conectados mi familia y yo que casi no se nota que no estamos juntos. Así se lleva mucho mejor.

-La gira se llama Lo mejor de mi vida, ¿ha querido condensar los mejores momentos en ella?

-Es lo que pretendía, pero no están todos. Eso es imposible porque yo he tenido mucha suerte con las canciones, han sido todas unos éxitos tremendos. Pero hay un 80% de lo que yo considero lo mejor de mi vida.

-Ha llegado a la lista de los más vendidos en Rusia. Además ha dado varios conciertos allí. ¿Por qué cree que también conquista a los extranjeros?

-Pues eso se lo tendrías que preguntar a los rusos ¿no? Yo allí hago lo que sé hacer y me comporto en el escenario como siempre lo he hecho. Al público ruso, desde la primera vez que fui, le gusté muchísimo, lo mismo me pasó en México o en EEUU. Aunque no hablen el mismo idioma, a través de mi expresión entienden perfectamente lo que quiero decir.

-Cantó alguno de sus éxitos en japonés, ¿hará lo mismo en este caso?

-Pues siempre he pensado hacerlo y no lo descarto. El público ruso es cariñosísimo conmigo. Bajo mi punto de vista llegar el Kremlim es un gran reto y yo lo he conseguido.

-¿Y qué siente Raphael al ver que tras 52 años sigue llenando en sus conciertos?

-Me emociono mucho. Para mí salir al escenario se convierte siempre en la primera y la última vez porque no me reservo nada.

-Si antes era aquel, ¿quién es ahora?

-Soy aquel muy renovado y sobre todo muy evolucionado. Afortunadamente he sabido aprender muchísimo. Nunca me he creído nadie y he estado siempre estudiando y aprendiendo. Esa es la clave de mi éxito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios