Cultura

No disparen a la pianista

Teatro Cervantes. 12º concierto de la Temporada de abono. Fecha: 3 de mayo. Programa:'Finlandia, Op.26' de J. Sibelius; 'Concierto nº1 en re menor, Op.11', de F. Chopin; 'Sinfonía nº2 en Re mayor, Op.43', de J. Sibelius. Director: Shinik Hahm. Solista: Judith Jáuregui (piano). Aforo: Casi lleno.

Supersticiones al margen, el decimotercer concierto de la temporada de abono no anduvo lejos del despropósito. La narración épica y evocadora del paisaje finés que refleja Sibelius en su poema sinfónico Finlandia puso a prueba desde sus primeros compases a unos metales que siguen siendo el talón de Aquiles de la Orquesta Filarmónica de Málaga. Igualmente, la superposición de las secciones de cuerda dibujaron un escenario sonoro borroso, mitigado únicamente en los pasajes lentos. En fin, una sonoridad tosca, confusa y desatinada dio al traste con la espectacularidad de la obra de Sibelius, cuyo final también se vio sacrificado.

Acaso la dirección del coreano Shinik Hahm acusara especialmente las condiciones -deficiencias- acústicas del Teatro Cervantes, hasta el punto de hacerse incompatible con una escucha placentera. Esta impresión se prolongó hasta bien avanzado el primer movimiento del Concierto nº1 para piano y orquesta de Chopin, disipándose más por el papel de mero acompañamiento al que queda relegada la orquesta en este concierto que a otra cosa. Por su parte, Judith Jáuregui hizo gala de una excelente técnica pianística, con una pulsión inmaculada y, a la vez, exhaustiva; de una elegancia que oscilaba entre la desnudez -que, por momentos, se antojaba algo excesiva- y una cautivadora sonoridad acuática. Acusó un muy acertado uso del rubato, como corresponde.

La Sinfonía nº2 de Sibelius, que evidenciaba una mejor preparación y factura, puso de manifiesto que los problemas no eran debidos únicamente a la acústica. A pesar de que el conjunto seguía muy lejos de sus mejores registros, hubo momentos brillantes, especialmente en el cuarto y último movimiento, en el que Hahm supo sacar provecho de los juegos temáticos de la partitura con detalles de indiscutible calidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios