Cultura

Un espacio para la entelequia

  • En seis años el Parque de los Cuentos ha pasado de ser un proyecto pionero en Europa, con sede en el Convento de la Trinidad, a una propuesta irrealizable para la Junta con dificultades técnicas y económicas

Comentarios 4

El terreno de la imaginación está abonado de fábulas. El de la realidad de proyectos a ejecutar. Pero en ocasiones el orden se invierte y la ficción se cuela en iniciativas que las administraciones públicas venden a bombo y platillo pero que no llegan a materializarse. Con el Parque de los Cuentos, Málaga ha vivido una entelequia. En cuestión de cinco años ha pasado de ser una iniciativa pionera en Europa, con diseño seleccionado y sede en el Convento de la Trinidad, a convertirse en una propuesta debilitada por problemas técnicos y económicos que impiden su ejecución. La Junta de Andalucía reconoce dificultades de este tipo y ha optado por dar prioridad a la instalación de la nueva sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

El origen de esta iniciativa bien podría llevar un Érase una vez como encabezado. El 16 de diciembre de 2005, la por entonces consejera de Cultura, Rosa Torres anunció, durante la celebración del Día de la Lectura, que la ciudad merecía un Parque de los Cuentos. Nueve meses después, desvelaba que el proyecto saldría a concurso inmediatamente y que contaría con un estudio del arquitecto Pedro Salmerón sobre el estado del inmueble y la posibilidad de ubicar esta iniciativa. El parque contaba con un presupuesto de 600.000 euros que se sumarían al millón de euros aprobado por Fomento y Cultura para la rehabilitación del convento.

"El cuento es tan importante dentro de la literatura que merece tener su propio espacio", argumentaba por entonces Rosa Torres. Para el diseño de su contenido la Junta de Andalucía eligió al escritor Antonio Rodríguez Almodóvar. Se trataba de dotar al centro de biblioteca, ludoteca, auditorios, sala de exposiciones y otros espacios destinados al fomento de la lectura, con un recorrido que abarcaría en sus nueve salas y sus más de 8.000 metros cuadrados desde la literatura clásica a la contemporánea y que convertiría a Málaga en "capital de la lectura", reconocía la consejera de Cultura. El noviembre de 2007 se daba a conocer el proyecto arquitectónico ganador, Los ecos de la palabra,a cargo del equipo compuesto por Aires Mateus, Ramón Pico, Javier López, el Grupo Entorno y Rayuela Infancia.

La historia continuaba aún por los vericuetos de la ficción y en noviembre de 2008, el entonces delegado de Cultura en Málaga de la Junta, Francisco López daba a conocer los plazos para la reforma del Convento de la Trinidad: en 2009 se redactaría el proyecto de ejecución que permitiría licitar las obras, con un presupuesto de 10 millones de euros y que ésta s no empezarían antes de 2010.

Finalmente, el pasado mes de marzo, el consejero de Cultura, Paulino Plata anunciaba para mayo el comienzo de las obras de restauración del claustro del convento, con otra novedad sobre los planes iniciales: la creación en su seno de una nueva sede del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico que tendría que "convivir" con el Parque de los Cuentos, "un proyecto que se mantiene vivo", aseguraba Plata. Pero al mismo tiempo reconocía la existencia de "problemas técnicos" para su viabilidad y que la actual coyuntura económica "comprometía" la materialización del proyecto.

El futuro centro de referencia en Europa en torno a la fábula quedaba así en un stand by continuo que perdura hasta hoy. De hecho, tanto el delegado de Cultura de la administración andaluza, Manuel Jesús García, como el consejero admitían recientemente la necesidad de "buscar financiación privada" que permita hace realidad esta cacareada propuesta pensada "para explicar la importancia del cuento en la literatura y en la historia de la humanidad", recordaba García.

La cronología de los hechos tuvo su último episodio el pasado 4 de julio, cuando Paulino Plata volvía a responder con un "sigue pendiente" al eterno interrogante: ¿Qué pasa con el Parque de los Cuentos?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios