Cultura

Las memorias de Tony Isbert vuelven a salir a la luz en 'Mi vida artística'

  • Su nieto ha reeditado el libro sobre el insigne actor publicado hace 40 años

Tony Isbert, nieto del actor Pepe Isbert (1886-1966) que protagonizó películas como Bienvenido Mister Marshall (1952) y El verdugo (1963), ha afirmó ayer en Valladolid que su abuelo se sintió "toda su vida actor de teatro" más que de cine. Del séptimo arte, en el que triunfó durante las décadas de 1950 y 1960, decía el fallecido actor que era un género donde no le pagaban por actuar, sino por "esperar".

Así lo explicó Tony Isbert, miembro de la tercera generación de actores que llevan este apellido, durante su participación en el 46 Curso de Cinematografía de la Universidad de Valladolid, donde presentó Mi vida artística, reedición de las memorias de su abuelo, que fueron publicadas por primera vez hace 40 años.

A finales de la década de 1940, Pepe Isbert, que tenía su propia compañía de teatro, abandonó el escenario debido al "cansancio de las giras" y a la coyuntura económica. Sin embargo, el actor siempre echó de menos esta faceta porque le proporcionó la mayor parte de las "experiencias y vivencias" además del contacto y la interacción con el público. Tony Isbert, hijo de la también actriz María Isbert recordó cómo su abuelo guardaba en su memoria con gran cariño los rodajes de las películas con Berlanga.

La reedición de sus memorias, dictadas en los últimos meses de su vida a su hija María, que las transcribió por primera vez hace cuarenta años y redactó el epílogo de esta primera edición, muestra al actor representativo de los años 50 y 60 como un "pedazo de humanidad, sencilla y con una sonrisa".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios