Cultura

Tres notas para una orquesta

  • Diana Pérez, Daniel Mateos y Rafael Díaz son los tres compositores malagueños elegidos por la OFM para estenar obras por encargo en la nueva temporada 2008-2009

Tres partituras, tres ideas y tres músicos unidos por la misma causa: componer una pieza por encargo para la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM). En su iniciativa de apoyo a la creación de compositores residentes en Málaga, la orquesta cuenta esta temporada (2008-09) con tres nuevos estrenos absolutos en el Teatro Cervantes que llevan la firma de Diana Pérez, Rafael Díaz y Daniel Mateos. Este año Tchaikovsky preside la línea argumental de los conciertos programados, de ahí que cada una de las composiciones encargadas sean oberturas o prólogos a piezas del compositor ruso.

diana pérez

La conexión de Diana Pérez con Tchaikovsky se remonta a la infancia. "Mi padre tenía en casa un disco suyo que en una cara incluía El Lago de los cisnes y en la otra El Cascanueces", recuerda la compositora. Sus primeros pasos en la afición a la lírica vienen, en parte, marcados por esta etapa y de ahí que Diana Pérez haya querido rendir homenaje a Tchaikovsky y, más concretamente, "al niño que nunca dejó de ser" -matiza- con la composición de El lago durmiente.

La gaditana residente en Málaga fusiona así dos ballets, El Lago de los Cisnes y la Bella Durmiente en una suerte de nana que invita a pasearse por "un mundo mágico, de cuento", explica. A este propósito ayuda el sonido del arpa, la celesta y el resto de instrumentos graves de la orquesta que aportan este "toque misterioso" que necesita la pieza de Pérez. Un "aperitivo" en forma de obertura sinfónica, "delicada y sutil" con la que su autora se estrenó para la OFM el pasado 10 de octubre abriendo la veda de las composiciones por encargo de la filarmónica para esta temporada.

Diana Pérez ha compuesto otros temas para la Sinfónica de Sevilla, la de Córdoba, la Junta de Andalucía y el Centro Andaluz de Arte Contemporáne (CAC), entre otras entidades. Sus obras han sido difundidas en ciclos y festivales internacionales, entre ellos el Festival Internacional des Musiques et Créations Electroniques de Bourges, el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, y el Festival Música Viva de Portugal. Ha estrenado además una trilogía de óperas experimentales: Taxi, Fonía y Renacimiento. Actualmente, ocupa la cátedra de Composición para Medios Audiovisuales en el Conservatorio Superior de Música de Málaga.

daniel mateos

La ubicación de Dani Mateos en el repertorio de la OFM ha sido casi providencial. El malagueño estrenará el 21 y 22 de noviembre Omega,antes del Concierto nº4 para piano y orquesta en sol menor op.40 de Rachmaninov, casualmente una de las piezas favoritas del malagueño.

Omega dará título así a una pieza de ocho minutos que comulga con su sucesora en "esa idea de algo final, aterrador, las masas sonoras transmiten esa atmósfera", describe Mateos. No es la primera vez que sus partituras suenan para la OFM. Sus composiciones se escucharon el pasado enero en el Ciclo de Música Contemporánea de Málaga. Allí tuvo el privilegio de conocer al compositor Luis de Pablos, del que recibió atento sus consejos.

En la actualidad, Mateos es el profesor más joven del departamento de Didáctica de la Expresión Musical de la Universidad de Málaga, a la que llegó con apenas 24 años. Posee un Máster en Composición Musical por la Carnegie Mellon University (EEUU), y en la City University of New York ha estado trabajando con John Corigliano (Oscar a la mejor banda sonora de El violín rojo). Acaba de terminar de componer Orión, un encargo del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música y la Diputación de Jaén que será la obra obligada a interpretar en 2009 por los candidatos al Concurso Internacional de Piano de Jaén.

Distinguido, entre otras menciones, con el primer premio Harry G. Archer Memorial Prize para obras orquestales, Mateos se siente satisfecho de poder residir en Málaga y a la vez recibir encargos internacionales. "Soy un enamorado de mi ciudad pero siempre me ha quedado la duda de si sería mejor trabajar fuera", confiesa. Por fortuna, se ha preocupado de recibir "la mejor formación", en España, Inglaterra y EE.UU que ahora le entrega sus frutos. Compagina sus tareas de composición con la docencia, por cuestiones prácticas. "Dar clases me hace tener los pies en la tierra. Si viviera sólo de los encargos tendría una vida más bohemia y desordenada. Además vivir sólo de la composición es bastante complicado", admite.

rafael díaz

En este triunvirato de creadores, la veteranía la marca Rafael Díaz. El próximo 12 de junio Tchaikovsky entre nosotros llevará su sello, música clásica "de raigambre electrónica y andaluza", define. La OFM le sugirió que la pieza tuviera conexión con la Sinfonía nº6, Patética de Tchaikovsky, y Díaz ha correspondido con la misma plantilla que el autor en dicha pieza, "lo que llamamos maderas a dos", especifica . El músico reconoce que le ha llevado bastantes meses transformar la idea en melodía, y aún trabaja en ella. "La tengo terminada pero quiero poner un poco de distancia. Vuelvo sobre ella y compruebo si funciona o no con los instrumentistas", comenta.

Entre los trabajos que más le enorgullecen figura la participación en el álbum Compositores andaluces después de Falla, un encargo de la Junta de Andalucía por el cincuentenario de la muerte de Falla, con tres compositores y tres orquestas. Su pieza fue un concierto para guitarra y orquesta con "donde dos pedales modifican el sonido de los altavoces", explica. Díaz posee un laboratorio electroacústico, TEM, donde experimenta con las últimas teconologías. El 22 de octubre ofrecerá un recital en el Ateneo en homenaje a Eduardo Ocón.

Para el también Presidente de la Asociación de Compositores Sinfónicos Andaluces, "componer es inventar música, igual que hace un novelista, con trama y personajes".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios