Cultura

La primavera se adelanta en el Archivo Histórico de Málaga con la exposición de Evaristo Guerra

  • La muestra "Colores veleños" queda inaugurada y se podrá visitar hasta el 19 de marzo

  • El artista realiza un colorido recorrido por el paisaje de la Axarquía

Evaristo Guerra durante la presentación de su exposición "Colores veleños"

Evaristo Guerra durante la presentación de su exposición "Colores veleños" / Javier Albiñana (Málaga)

La primavera se ha adelantado en las Salas Mingorance del Archivo Municipal de Málaga en las que todos los árboles que presiden las paredes ya han florecido y relucen en sus colores más vivo. Su responsable: el emblemático pintor Evaristo Guerra. Colores Veleños es la muestra del autor que se exhibirá desde hoy hasta el 19 de marzo en la Sala 1 del edificio. Una exposición íntima y un homenaje a las raíces del veleño compuesto por una veintena de cuadros en los que el paisaje se convierte en el protagonistas en una mezcla cromática fantasiosa que evidencia la adoración del pintor a su tierra. Canillas de Aceituno, Luz de tarde en Torrox o Frigiliana son algunos de los lienzos que componen esta muestra axárquica.

Evaristo Guerra ha presentado este martes, junto con la concejala de Cultura, Noelia Losada, una de sus producciones artísticas más recientes, con cuadros finalizados en 2021, a sus casi 80 años, tras dos años de retraso por la pandemia. Detrás de él, su Vélez-Málaga queda representada a lo lejos en un suave lila que cobra fuerza hasta convertirse en morado que sirve como fondo para acoger un limonero que ocupa prácticamente la totalidad del lienzo. A los pies del árbol, cuatro gatos blancos juegan con las hojas caídas.

La obra que respalda las palabras del artista conmueve a los asistentes: “María Zambrano, días antes de morir, me contó que recordaba siempre el limonero que tenía en su corral donde jugaban sus gatos. Yo dije que iba a pintarle un cuadro sobre ese recuerdo, y aquí está”, explica Guerra.

Concejala de Cultura, Noelia Losada, junto con el artista, Evaristo Guerra. Concejala de Cultura, Noelia Losada, junto con el artista, Evaristo Guerra.

Concejala de Cultura, Noelia Losada, junto con el artista, Evaristo Guerra. / Javier Albiñana (Málaga)

Una muestra que se podrá visitar en horario de lunes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00 y sábados, domingos y festivos en horario de mañana, que evoca al optimismo y la claridad gracias al juego cromático que realiza un pintor que no sabe trabajar si está triste. “Colores Veleños” está compuesta por una acumulación de paisajes y árboles que van desde el almendro, hasta las palmeras en la que toda combinación de colores es posible. De esta manera, el aceituno se tiñe de lavanda en un césped magenta en el lienzo de 100x1000 “Olivo sobre degradación de rosa-magenta” y la orilla de mar adquiere tonalidades moradas en “Mediterráneo”.

"Olivo sobre degradación de rosa-magenta” "Olivo sobre degradación de rosa-magenta”

"Olivo sobre degradación de rosa-magenta” / Javier Albiñana (Málaga)

Guerra da la mano al visitantes para guiarle en un recorrido por “sus rincones favoritos” de la comarca. Arranca el día con Sol transparente para ponerse en marcha con Camino hacia el mar que desemboca en Faro. El día transcurre entre tradicionales caserones que se encajan entre arbustos verdes y marrones con Composición del cortijo de las dos chimeneas y con Cortijada de las cinco palmeras hasta llegar a la puesta de sol que se podrá disfrutar desde un pueblo blanco con Luz de tarde en Torrox o en la más pura naturaleza con Nueve almendros al atardecer. El mar, el campo, la tierra y los elementos naturales en general son los puntos de interés en los que hace parada este “guía turístico” en este estático viaje visual.

“Dicen que el pintor es el artista que toma más decisiones por segundo mientras trabaja”. Esta frase de Manuel Alcántara da la bienvenida en la Sala 2 del Archivo Municipal donde se exponen los siete cuadros de la serie Árboles del artista. Una colección, realizada entre 2013 y 2016, que el Rectorado cobijó anteriormente caracterizada por las dimensiones de los lienzos que recorren la arbolada propia malagueña. La higuera, el olivo, el almendro o el mango quedan representados en una serie que acerca a los visitantes a la riqueza vegetativa de la ciudad.

Exposición "Árboles" de Evaristo Guerra Exposición "Árboles" de Evaristo Guerra

Exposición "Árboles" de Evaristo Guerra / Javier Albiñana (Málaga)

El artista al que la capital le devolvió al mar

Con 18 años, 300 pesetas en el bolsillo y cargado de expectativas, Ernesto se subió al camión de un frutero de Vélez que iba hacia la capital. El Museo del Prado fue lo primero que piso nada más llegar a Madrid. Tras unos años y mucho trabajo en un taller de serigrafía, logró entrar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la cual se salió a los dos años. ”Aprendí a mezclar colores, colocar lienzos y las técnicas básicas. ¿Qué más me iban a enseñar? ¿Qué es aprender a pintar?”, reflexiona Guerra refiriéndose al aspecto académico y poco original que cobraban sus cuadros tras aplicar las lecciones.

“Pero sé que la decisión más ardua es la de aceptar el destino, como lo hizo Evaristo Guerra cuando salió de su pueblo sabiendo que su pueblo nunca saldría de él”. No le faltaba razón a la frase que completa la cita de Alcántara que se encaja en las paredes de su reciente exposición, ya que el artista regresó a Málaga revalorizando la calidad de su tierra. “Tenía el bosque aquí, es mi mayor inspiración. Este es mi mundo”, explica refiriéndose al paisaje veleño. Tras más de 50 años de trayectoria, exposiciones a nivel nacional y haber entablado amistad con figuras como la Reina Sofía o la Duquesa de Alba, el pintor anhela poder crear su propio museo en su ciudad, que no es Málaga Capital, sino que es la capital de la Axarquía y tiene claro que no podrá ser en otro lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios