Cultura

La sala principal del Cine Albéniz seguirá cerrada hasta Semana Santa

  • El equipamiento lleva ya tres meses en obras para la instalación de un nuevo techo

Colas para entrar al Cine Albéniz, en la calle Alcazabilla. Colas para entrar al Cine Albéniz, en la calle Alcazabilla.

Colas para entrar al Cine Albéniz, en la calle Alcazabilla. / javier albiñana

La cinefilia malagueña, ésa que se nutre en gran medida de los circuitos alternativos de exhibición, lleva ya algún tiempo preguntándose por la sala 1 del Cine Albéniz, la principal del equipamiento de la calle Alcazabilla, con un total de 351 butacas. Y es que desde hace ya tres meses este espacio permanece cerrado a cuenta de una intervención que se está prolongando bastante más de lo previsto. Lo que empezó con la amenaza de desprendimiento de los emblemáticos rosetones ornamentales continuó con la obligatoria sustitución del falso techo por un nuevo techo, en su totalidad. Como resultado, la sala continúa poblada de andamios y seguirá así, según los informes técnicos, hasta Semana Santa. Así lo confirmaron ayer a Málaga Hoy los responsables del equipamiento, con lo que, si las previsiones se cumplen, todavía quedará más de un mes con la sala principal del Albéniz clausurada.

El objetivo prioritario, de cualquier manera, es que el espacio esté totalmente restaurado y disponible para la próxima edición del Festival de Cine en Español de Málaga, que comenzará el próximo 13 de abril. La sala 1 del Albéniz es un elemento indispensable para las secciones más importantes del certamen y resultaría muy difícilmente sustituible. De hecho, el concierto inaugural de la nueva edición de Málaga de Festival (MaF), el ciclo multidisciplinar previo al Festival de Cine, que ofrecerán las bandas Maga y Tulsa el 22 de marzo y que tradicionalmente se ha celebrado en la misma sala 1 del Cine Albéniz, tendrá lugar este año en la Sala María Cristina de la Fundación Unicaja ante la perspectiva de que el recinto de la calle Alcazabilla no esté listo para este día. Los mismos responsables del cine constataron además el "contratiempo" que supone para el Albéniz perder su sala de mayor capacidad en plena temporada previa a los Oscars, lo que obliga a proyectar películas como La forma del agua de Guillermo del Toro (con 13 nominaciones) en las salas de menor aforo.

Tras su adquisición municipal en 2010, el histórico Cine Albéniz, inaugurado en 1945 como espacio híbrido (contó de hecho representaciones de zarzuela antes que proyecciones de películas), fue sometido a una profunda rehabilitación estructural que, ocho años después, empieza a revelarse insuficiente, si bien ya en 2012, una vez dada por concluida la reforma, el Ayuntamiento tuvo que invertir 200.000 euros para mejorar la cubierta del edificio, con el fin de aumentar la compactación térmica y acústica. Gestionado desde el mismo Festival de Cine y adscrito a las proyecciones en versión original subtitulada, así como a los circuitos de exhibición alternativos a la distribución made in Hollywood, el Cine Albéniz ha ganado en estos años una creciente afluencia con propuestas añadidas como su Filmoteca y ciclos como el escaparate clásico La edad de oro. Poco favor hacen los paréntesis, por tanto, a su necesaria labor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios