Cultura

El turismo cultural, asignatura pendiente

  • La principal motivación para elegir Málaga como destino de vacaciones sigue siendo el buen clima y las playas

Comentarios 1

A pesar de contar con una amplia red de museos y con monumentos históricos de gran importancia, la proyección de Málaga como destino puramente cultural de vacaciones continúa siendo una asignatura pendiente. La ciudad sigue atrayendo a un segmento turístico de sol y playa, y aunque se apuesta por la promoción de Málaga como ciudad cultural, todavía queda mucho camino por recorrer en vista de los resultados ofrecidos por el Observatorio Turístico de la provincia de Málaga de 2011, presentado el pasado martes por el concejal de Cultura Damián Caneda.

Según el estudio, la principal motivación del turista que visitó la Costa del Sol en 2011 es el clima (67,2%), seguido de las playas, con un 32,4%. Cifras muy lejos del 18,2% que eligió la ciudad por el atractivo de sus recursos. Asimismo, disfrutar paseando y las actividades de sol y playa siguen siendo las principales actividades realizadas por los turistas que visitaron la provincia el pasado año. Más de la mitad se decantaron por ellas en 2011, seguido de ir de tapas o realizar rutas turísticas para conocer la provincia. Sólo un modesto 8,7% destacó el turismo cultural entre las actividades realizadas durante su estancia en la ciudad.

El turismo cultural de la ciudad queda integrado de esta forma como un atractivo más dentro del de sol y playa. Así lo confirma Pedro García, presidente de la Asociación de Agencias de Viaje de Andalucía: "Málaga no es un destino puramente cultural. La oferta de museos y monumentos es un complemento importante, pero no la razón por la que los turistas acuden a la ciudad".

No obstante, las visitas a espacios culturales superaron los 2,5 millones de personas durante 2011, según los datos del Observatorio. El Museo Picasso, el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, la Alcazaba y la Catedral son los destinos culturales más escogidos por los turistas que visitaron la ciudad, superando todos ellos la cifra de los 300.000 visitantes en 2011.

Las políticas de promoción del turismo cultural se traducen en acuerdos con agencias, touroperadores y la participación en ferias internacionales de los países como Alemania o Reino Unido. No obstante, desde la Concejalía de Cultura se apuesta por afianzar la ciudad como destino cultural y gastronómico. "Queremos que la cultura sea la base de la promoción turística de Málaga en el exterior. Tenemos un gran punto fuerte y es la importante red de museos que la hace un destino cultural idóneo", asegura Damián Caneda, concejal de Cultura.

Los museos más visitados -el Museo Picasso, el CAC y el Thyssen- realizan políticas de promoción de sus programaciones, siendo el Picasso y el Thyssen los que más apuestan por el diseño de programas de actuación de venta de entrada, ya que el CAC es gratuito.

El Picasso mantiene acuerdos comerciales con todos los hoteles de la ciudad y una selección de la provincia, así como con agencias de viajes y tour operadores, con los que se cerraron 122 acuerdos comerciales de venta de entradas el pasado año.

El Thyssen, por su parte, además de mantener acuerdos de venta de entradas con el sector hotelero y el de las agencias de viajes y tour operadores, destaca por su presencia en la estación marítima, de cara a un público en auge, el de los cruceristas, que trajo a Málaga 638.845 turistas el pasado año. Así, se encuentra integrada junto con el Picasso en Málagaport -entidad que se encarga de promocionar el puerto de Málaga en el exterior-, y tiene su propia estación en el recorrido turístico con finalización en la puerta del museo.

El problema es que estas acciones no resultan muy productivas si se tiene en cuenta que cuatro de cada cinco turistas que visitaron la provincia de Málaga en 2011 organizaron su viaje de manera particular. Los paquetes turísticos son cada vez menos demandados, a favor de internet. Sólo el 8% de los turistas acudieron a agencias de viajes para organizar su viaje, y el número de personas que lo hicieron a través de tour operadores no supera el 2%.

Además, la demanda de paquetes culturales en las agencias de viajes es bastante escasa. Sólo el 2% de los productos reservados incluían entradas a museos y monumentos. Así lo corrobora Pedro García: "Lo que más se demandan son los paquetes de sol y playa. Sólo en contadas ocasiones se demandan productos exclusivamente culturales, que en todo caso se incluyen dentro de los de ocio".

Para el presidente de las Agencias de Viajes de Andalucía, el problema es que la competencia en cuanto a turismo cultural es muy dura. "Málaga es un destino que recibe muchos turistas que se encuentran de vacaciones en otras ciudades como Córdoba y Sevilla, donde el turismo cultural está más afianzado".

Dos visitantes contemplan el Teatro Romano y la Alcazaba.

Turistas haciendo cola en el Museo Picasso.

La Catedral.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios