Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Esas voces calladas con pesado silencio

  • La malagueña Yolaperdono y la catalana Intropía Media inician en mayo el rodaje de 'Las Sinsombrero 2', trabajo dedicado a las creadoras que no se exiliaron tras la guerra

Como la otra cara de la Luna, siempre ha quedado oculta la mitad de la historia. Aquella que escribieron, pintaron, idearon y esculpieron ellas, esa realizada con nombre de mujer que se borró de la memoria a fuerza de obviarla. Sus logros en las primeras y prolíficas décadas del siglo XX quedaron marchitos por una dictadura que volvió a considerarlas ciudadanas de segunda fila. Y en la democracia continuaron sin reivindicar, nada que ver con sus compañeros de la Generación del 27. Sacar a la luz la figura de estas autoras fue el propósito principal del proyecto documental Las Sinsombrero, coproducido por la malagueña Yolaperdono y la catalana Intropía Media y que se estrenó en 2015. El éxito de la iniciativa ha sido tal que, aunque la Lomce no las incluye, el Ministerio ha creado un proyecto educativo dirigido al alumnado de Secundaria y Bachillerato. Pero no se podían quedar en ocho nombres. Aún había muchas que sacar a la luz y las productoras plantearon a Televisión Española -coproductora también- más entregas. En mayo comienzan el rodaje de Las Sinsombrero 2. Ocultas e impecables.

"En el primero elegimos a las creadoras más representativas que cubriesen los mayores ámbitos de producción, y muchas quedaron fuera porque más de ocho historias no quisimos incluir para que estuviesen lo suficientemente bien contadas", relata el cineasta Manuel Jiménez. Ahora que Las Sinsombrero ha crecido para convertirse en una serie de, al menos, tres capítulos más, "nos permite tematizar". Por eso, en esta segunda parte van a contar la historia de aquellas mujeres que formaban parte de la Generación del 27 y decidieron quedarse en España tras la guerra civil. "Me apetece mucho contar esto, es un documental muy interesante porque la realidad de estas creadoras fue aún más compleja", asegura Jiménez.

No marcharse al exilio supuso, para algunas, llevar una doble vida y afrontar su trabajo de una manera aún más callada. "La llegada de la dictadura fue un retroceso brutal, los avances desaparecen y la mujer llega a tener el nivel legal de un menor de edad. Su marido se convierte en su tutor, si quiere viajar, abrir una cuenta o un negocio tiene que tener permiso de su marido", explica el realizador malagueño. Y, como apunta, seguir con una producción artística, científica o deportiva, destacar en cualquier ámbito público en estas circunstancias era todavía más difícil.

"Algunas eran totalmente republicanas y adoptaron un papel de disimulo, pero también las hubo afines al régimen. Aún así eras ciudadanos de segunda por ser mujer", subraya Jiménez. En ellas, además, se da una doble discriminación ya que, cuando acaba la dictadura y regresan sus compañeros del exilio, "son consideradas como apestadas, tachadas de colaboracionistas, su obra vuelve a resentirse. Es un palo tras otro", agrega el realizador.

La escritora Elena Fortún, la tenista Lilí Álvarez, la pintora Delhy Tejero, la poeta, militante anarquista y feminista Lucía Sánchez Saornil, la pintora y artista gráfica Ángeles Santos, la pintora Margarita Manso Robledo, la periodista y escritora Carlota O'Neill, la narradora, ensayista y maestra Carmen Conde y la traductora y escritora Consuelo Berges son las nueve mujeres que conformarán este Ocultas e Impecables. A través de testimonios de expertos que desgranen su trayectoria profesional, de familiares que hablen de su faceta más íntima y documentación de diferentes archivos se irá construyendo un documental que es mucho más que un solo producto para la televisión.

Las nuevas tecnologías han sido grandes aliadas y, al igual que en la primera parte, se hará una campaña de social media y un documental interactivo. En Las Sinsombrero antes de su estreno tenían más de 5.000 seguidores en Facebook. Unos 250.000 espectadores vieron en directo la emisión y fue trending topic. "Llegamos al Congreso de los Diputados, ahora se ponen sus nombres a calles, a centros culturales... Planeta nos pidió un libro y lo escribió Tania Balló -de Intropía Media e ideóloga de la iniciativa- lo editó Espasa y va por la sexta edición", explica Jiménez. Al tiempo llegaron las charlas, presentaciones, proyecciones... "No paramos, llevamos más de cien actos en toda España en año y medio", agrega.

El profesor Jairo García Jaramillo es el asesor histórico del proyecto que cuenta con la Universidad de Málaga como gran valedora y al que se han sumado otros centros. La Universidad de Huelva y la de Exceter ya han firmado su colaboración y la Universidad de Sevilla, la Pablo Olavide y la UNIA están estudiando su posible participación. "También tenemos el apoyo del Ayuntamiento de Sevilla por medio de su Área de Igualdad", indica el realizador. En la anterior película Acción Cultural Española y las ayudas a la producción de la Junta de Andalucía y del ICEC de Cataluña la hicieron posible tras la vinculación de TVE.

A final de año pretenden tener listo el nuevo documental. Luego seguirá un tercero dedicado al exilio y un cuarto a la transición. "Queremos contar que hay una serie de mujeres miembros de la Generación del 27, al mismo nivel que Lorca, Buñuel o Cernuda, con la misma capacidad creativa y de influencia sobre el resto, real y demostrable y, sin embargo, sus nombres no se han reivindicado", concluye Jiménez. Son esas voces calladas que esperan su resurgir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios