Decoración exterior

22 de febrero 2022 - 01:30

Cuando los buques de crucero se convirtieron en hoteles flotantes, los aspectos decorativos pasaron a tener mucha importancia. Con el recuerdo de interiores clásicos cargados de temas marítimos, en la actualidad, los barcos de turistas se han convertido en verdaderos parques de ocio; una circunstancia que nos permite ver todo tipo de decoraciones a bordo de cualquiera de los más modernos buques de crucero. Teniendo esto en cuenta y poniendo en valor a los interioristas que deben rellenar de múltiples contenidos miles de metros cuadrados, una vez ambientados los espacios interiores, la decoración salió al exterior.

Dejando a un lado los coloridos cascos que puso de moda el buque Aida en 1996, y sin entrar el los mascarones de proa de los primeros barcos de Fred Olsen o las piscinas con esculturas de animales de Holland America Line, en nuestros días, encontrarse la representación de gran jirafa en una cubierta o ver como unos personajes de Disney simulan estar pintando la popa de un barco constituyen una muestra de como estos hoteles flotantes han aprovechado también sus espacios exteriores.

Ante esta circunstancia y con la principal premisa de destacar, hoy les contaré una curiosidad de un barco que ha pasado por las aguas malacitanas hace tan solo unos días. Llegado sin pasajeros y fondeado en la bahía, el Coral Princess elegía Málaga para cumplimentar una escala técnica de 14 días. Realizados dos atraques durante este intervalo de tiempo, este buque adscrito a la afamada naviera de Vacaciones en el mar, cumplimentando su primera estancia malagueña mostró dos extrañas estructuras que en su día levantaron una muy especial intriga en los seguidores de este tipo de barcos . Situadas junto a su chimenea, este barco muestra lo que muy bien podrían ser dos reactores similares a los que llevan los aviones en sus alas. Tras plantearse las hipótesis que apuntaban a que podían ser algún tipo de motores o incluso unas tomas de aire, finalmente la cuestión quedó resuelta. Estas dos grandes estructuras no son otra cosa que unas piezas decorativas; unos elementos que imprimen al Coral Princess una singularidad exterior que le hace llamar poderosamente la atención.

También te puede interesar