Nueva jornada de descensos en los mercados de renta variable, en una sesión en la que la OCDE ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento mundial a un 3,0% anual en 2022 (frente al 4,1% en diciembre de 2021) y un 2,8% anual en 2023 (3,2% anterior), constatando la pérdida de momentum generalizada.

Se intensifican los ataques rusos en Ucrania, como los aéreos del fin de semana a una fábrica de reparación de vagones de carga en Kiev, lo que podría agravar la crisis alimenticia.

En Asia-Pacífico, los índices mostraron un comportamiento mixto. Las bolsas de China se desmarcaron con fuertes subidas. En Europa, el Eurostoxx 50 cae un 0,47%, encadenando dos sesiones de caídas, mientras que el Íbex 35 cerró por debajo de 8.850 puntos (+0,01%).

Inditex anunció que sus ventas en su primer trimestre de 2022 fueron de 6.742 millones de euros, un 36% más que en el mismo periodo del año anterior y un 13,7% más que en 2019, año prepandemia. Así, registra un récord trimestral, apoyado en el crecimiento del tráfico en las tiendas físicas y a pesar de una disminución en ventas on line de un 6% interanual.

Jornada alcista para el petróleo, apoyado en la disminución de la capacidad ociosa de la OPEP y los inventarios en EEUU, que muestran una fuerte recuperación de la demanda. El barril de Brent ronda los 123 dólares.

Según Eurostat, el PIB de la Eurozona avanzó en el primer trimestre un 5,4%, frente a un 4,7% en el trimestre anterior y 5,1% de su estimación anterior.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios