El fabricante estadounidense de semiconductores, especializado en el segmento de memorias y almacenamiento, tiene la demanda de memorias para IA completa para los próximos 12 meses. Como uno de los pocos proveedores de HBM3E, esencial para los chips aceleradores, ha sido un beneficiario clave del impulso de la IA. Ha reducido su ciclicidad, con el último compromiso de Nvidia de actualizar anualmente su tecnología de IA, con el anuncio de Rubin basado en HBM4.

El viernes ha anunciado que va a expandir su centro de I+D en Tokio, con el fin de aumentar su competitividad en semiconductores de alto rendimiento, de cara a la IA y conducción autónoma. Micron adquirió las fábricas de la japonesa Elpida Memory en 2013, y con el apoyo del gobierno, planea invertir 500.000 millones de yenes en Hiroshima y empezar a producir en masa semiconductores de memoria de última generación, que se utilizarán como soportes de almacenamiento a partir de 2026. Por último, ha lanzado las memorias LPDDR5X, que permite mejorar el rendimiento de equipos portátiles principalmente, siendo la mayor mejora en los últimos 20 años.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios