Jornada da de descensos en los principales índices mundiales en una semana donde la publicación de resultados empresariales se encuentra en pleno apogeo ya que presentan sus cuentas compañías que pesan un 43% del S&P 500. Ayer en España fue el turno de Enagás y Santander, ambas compañías cayendo en la sesión entre un 1% y 4%.

En Europa se mantiene la cautela predominante durante las últimas sesiones, con un retroceso próximo al 2% del sector bancario, afectado por los resultados de Santander y de UBS, cuyo beneficio neto se ha reducido a la mitad respecto al mismo periodo del año anterior por la dotación de una provisión extraordinaria. A estos resultados se suman a las dudas que reflejan el resto de los índices.

En este contexto, el Eurostoxx 50 cayó un 0,5% mientras el Íbex 35 volvió a retroceder por debajo de la barrera de 9.300 puntos.

En renta fija, nuevos descensos en las rentabilidades de la deuda soberana. En EEUU, la confianza del consumidor en abril cae tras el alza del mes de marzo y se han revisado notablemente a la baja las ventas minoristas de meses anteriores, algo que ha provocado que los inversores busquen refugio en la renta fija y tiene un impacto a la baja en los rendimientos de la deuda soberana. Por otro lado, los banqueros centrales insisten en su discurso de mayor endurecimiento de sus políticas monetarias. Isabel Schnabel, miembro de la Junta Ejecutiva del Banco Central Europeo no descarta un aumento de la tasa de interés de medio punto en la reunión del 4 de mayo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios