Jornada de tono mixto en los principales índices de Europa. El optimismo de la semana anterior en los activos de riesgo se disipó ayer, en un mercado sin una dirección muy definida tras la publicación del PMI Manufacturero Caixin de China la madrugada del domingo (50,0 frente a 51,7 que habían esperado los analistas) y el ISM Manufacturero de EEUU.

No obstante, el protagonista de la sesión fue el petróleo, que sube más de un 5%. En efecto, la semana comienza con el anuncio, inesperado, del recorte de producción adoptado por la OPEP+ (incluyendo a Rusia). Los descensos experimentados en los precios del crudo en los últimos meses han provocado una decidida respuesta por parte de los miembros de esta organización, que ha dado como resultado un acuerdo voluntario para recortar la producción de crudo en más de un millón de barriles al día.

En este contexto, el Eurostoxx 50 descendió un 0,1%. En el caso del Íbex 35, un 0,8%.

Sesión de variaciones a la baja de manera general en las Tires de los bonos soberanos después de que el dato de ISM Manufacturero de EEUU fuera más débil de lo previsto (46,3 frente a 47,5 esperado y 47,7 en febrero). Esto refuerza la expectativa de un próximo fin de las subidas en los tipos de interés en un entorno donde el índice general de precios comienza a bajar sobre todo por el efecto base y la caída de los precios de la energía.

Sin embargo, los recortes de producción de la OPEP+ podrían frenar esta bajada de la inflación general, mantener elevadas las tasas subyacentes, y añadir más dudas sobre un inminente techo en las subidas de tipos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios