Tesla anunció esta semana la construcción de una fábrica en Shanghái donde producirá sus Megapack, unas baterías de almacenamiento de energía empleadas para estabilizar las redes eléctricas y evitar cortes de suministro que ya fabricaba en una planta en California (EEUU). La nueva planta tendrá una capacidad productiva de 10.000 unidades anuales y comenzará sus obras en el tercer trimestre de este año.

Con este proyecto se abaratará la base de coste de la producción de sus baterías de iones, lo que servirá para satisfacer su demanda de almacenamiento para energía solar, algo que encaja dentro de los nuevos planes de crecimiento de Elon Musk, fundador de la compañía. Hay que recordar que Tesla genera la mayor parte de su dinero de su negocio de automóviles eléctricos, algo que podría ir cambiando paulatinamente a medida que crece el negocio de energía solar y baterías.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios