Análisis

Juan Pablo Uphoff

¿Un nuevo 'whatever it takes' en 2022?

En 2014, el célebre alegato de Mario Draghi (entonces presidente del BCE) "whatever it takes" en defensa del euro marcó un punto de inflexión en el devenir de la Eurozona. En el contexto actual, la persistencia de las tensiones inflacionistas y el menor dinamismo de la actividad económica requerirá una actuación por parte del BCE para evitar la fragmentación financiera entre los países del sur y norte de Europa.

Esta semana, ante la expectativa de un drástico endurecimiento de la política monetaria en EEUU (la Fed subirá los tipos 75 pb en julio), los bonos de los países del sur de Europa han repuntado hasta cotas no observadas desde 2014. El bono italiano y español a 10 años llegaron a situarse en 4,26% y 3,14%, respectivamente, al mismo tiempo que sus respectivas primas de riesgo han llegado a alcanzar 247 y 134 puntos.

En este contexto, el BCE ha puesto la primera piedra de este nuevo "whatever it takes". Tras una reunión de urgencia, ha anunciado que reinvertirá vencimientos y creará nuevos instrumentos con los que lidiar con las futuras crisis de deuda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios