Banco Central EuropeoThe Daily Telegragh

CartasCorreo: Calle Martínez, 11. 2ª planta e-mail: cartasaldirector@malagahoy.es Fax: 952 20 99 10

11 de junio 2008 - 01:00

Suspensa la FEB, suspenso Aíto

Como lectora diaria de su periódico y apasionada del baloncesto, quisiera escribir unas líneas que seguro que representan el sentir de muchos referente al despido del seleccionador nacional de baloncesto y a la ausencia/presencia de la lista de Aíto de algunos jugadores de baloncesto. Me parece una irresponsabilidad muy grande que a dos meses vista de los JJOO de Pekín despidan a Pepu, entrenador que nos ha llevado a lo más grande, campeones del mundo de baloncesto. No conozco los términos del contrato, pero las formas empleadas por el presidente de la FEB (leídas en su periódico y en otros más, además de sus declaraciones vistas en televisión) le han hecho perder la razón; él mismo reconoció la "impopularidad" de su decisión. Respecto a la profesionalidad del entrenador, basta recordar la desgraciada muerte de su padre, callada y sufrida por él. La caída de la lista de Carlos Cabezas, a mi entender, ha sido un tremendo error. Vía internet estoy viendo la sorpresa de la misma. Carlos es un magnífico defensor, con garra y capaz de jugársela en los momentos más difíciles. Él, junto a Berni, son el alma del Unicaja, grandes jugadores y personas que lo dan todo estén donde estén. Véase como muestra cómo Carlos pudo con Raúl ("se lo comió", en el argot baloncestístico) en el play off. Quitando el sueño del Real Madrid de verse como ganaba la Liga. Si Aíto quería a un base defensor, lo siento por Aíto, pero Carlos gana. Dicho esto, le deseo lo mejor a nuestra selección, aquella que nos hizo llorar a unos amigos en la final del Mundial.

Isabel Chauca (Correo electrónico)

'Mad Max', un futuro no lejano

¿Recuerdan la trilogía de la película Mad Max, protagonizada por un joven actor australiano, y especialmente su segunda parte, donde en medio de un vasto desierto (¿consecuencia acaso del cambio climático?) solamente queda un reducto petrolero defendido con uñas y dientes por un puñado de personas ante una amenaza externa de locos de la automoción? Esta imagen no dista mucho de ser real a día de hoy. Dependemos de ese reducto petrolero en manos de unos pocos que, de momento y pacíficamente, nos proporcionan el tan ansiado combustible a cambio de dinero. Así, dilapidamos recursos económicos para podernos mover libre e independientemente en artefactos con ruedas, contaminando cada vez más este preciado planeta que es nuestro hogar, y sin mucho entusiasmo en solventar el problema de ese recurso energético que se está agotando. Solución que, curiosamente, repercutiría de forma muy positiva en el cambio climático que padecemos, siempre que se usen las alternativas adecuadas, porque recurrir a los biocombustibles es, asimismo, dilapidar nuestros recursos alimenticios tan necesarios para una gran parte de la población mundial. ¿Llegará ese momento en que, como en la película, seremos capaces de matar, de pisotear a nuestros semejantes, para conseguir unos pocos litros de ese líquido que nos hace cada vez más adictos a los vehículos rodados?

Antonio Pérez (Correo electrónico)

Alemania y España se han enfrascado en una disputa cada vez más intensa sobre el Banco Central Europeo, dejando entrever la profunda fisura surgida entre el norte y el sur de Europa. La tensa disputa se desató después de que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, abriese la puerta a un incremento de los tipos en el mes de julio, a pesar de los signos crecientes de una ralentización económica en la mayor parte del bloque latinoeuropeo. Un 98% de las hipotecas españolas son de tipo variable y el país está ahora paralizado ante la fuerte caída de la vivienda. Los transportistas españoles se han lanzado en una huelga nacional para protestar contra el aumento en el precio del diésel, amenazando abiertamente con paralizar la economía. Mientras Trichet parece dar la impresión de que la mayoría de los miembros del BCE estaban preparados para un aumento en los tipos, Madrid cree que el banco se está viendo "obligado" al endurecimiento monetario por un grupo de línea dura en Alemania. "Recomendaría al señor Trichet más prudencia en sus declaraciones: esperamos que el Banco Central Europeo sea más responsable", dijo el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. (...)