Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Elecciones en Madrid

En solo dos años, el PP madrileño ha pasado de 30 a 65 escaños y ha estado a punto de lograr la mayoría absoluta

L A hasta ahora despreciada por muchos politólogos Isabel Díaz Ayuso, a la que consideraban "la tonta del bote", el personaje interpretado por Lina Morgan, ha ganado las elecciones autonómicas en Madrid con una rotundidad que es infrecuente y que sólo conseguía el PSOE en los primeros tiempos de nuestra recuperada democracia. Ha conseguido, sin proponérselo, dos victorias importantes, como son dejar en el ridículo al presidente Sánchez, que se había implicado en la campaña de su candidato hasta las trancas, y que Pablo Iglesias abandone la política (¿será verdad?), dejando en otras manos a Unidas Podemos. Y como ocurre muchas veces, las elecciones y sus resultados fueron de carambola porque se vio precisada adelantarlas en previsión de las deslealtades de sus coaligados Cs, que preparaban de acuerdo con el PSOE una moción de censura al Gobierno de Murcia y otra para Castilla y León. Es curiosa la inclinación de los centristas a romper los pactos, que ya ocurrió en la segunda legislatura de Andalucía, donde en la sesión constitutiva rompieron la coalición y se llevaron los escaños. Lo recordará Javier Arenas, hoy importante dirigente del PP.

Decía de Isabel Díaz Ayuso el director del CIS, Tezanos, que tenía "escasa entidad intelectual y política" y que sus votantes son "del mundo de las tabernas". Ha tenido la respuesta en las urnas. Este personaje, con sus actuaciones nada imparciales, como corresponde al director del Centro de Investigaciones Sociológicas, que hace encuestas hasta en la jornada de reflexión, que están prohibidas, creo que con el presidente del Gobierno Sánchez, son más culpables que el candidato Gabilondo del peor resultado que el PSOE ha obtenido en las elecciones autonómicas en Madrid, pronosticando un empate entre izquierda y derecha, y a Vox lo consideraba a punto de quedar fuera de la Asamblea. En solo dos años -de 2019 a 2021-, el PP madrileño ha pasado de 30 a 65 escaños y ha estado a punto de lograr la mayoría absoluta, siendo el partido más votado en todos los municipios e, incluso, ganando en Vallecas y en Rivas Vacia-Madrid.

Ahora, Isabel Díaz Ayuso tendrá que elegir entre la abstención de Vox o del PSOE para ser investida y algunos previenen a Juanma Moreno de que no sucumba a la tentación de "subirse a la ola y anticipar las elecciones en Andalucía" confiado en que el PSOE no tiene candidato oficial y que las elecciones para elegirlo ni siquiera están convocadas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios