Las ondas sísmicas del terremoto ocasionado en el PP por la guerra civil que enfrenta a Pablo Casado e Isabel García Ayuso llegan hasta el Palacio de San Telmo, por mucho que sus inquilinos no quieran darse por enterados y prefieran encapsularse como han hecho cada vez que han llegado tormentas desde Madrid. Lo cierto es que pase lo que pase en el PP en los próximos días o semanas el papel de los barones territoriales va ser decisivo. Son muchos los que están mirando hacia Juanma Moreno buscando poner fin a tanto desatino. El silencio no puede ser una respuesta indefinida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios