Mitologías Ciudadanas

fABIO rIVAS

"Mente corta, lengua larga"

Aunque recuerda a una antigua canción de los Sirex, Falda corta, piernas largas, es el nombre de un premio periodístico que no sé qué asociación de la prensa concede todos los años. Tengo razones para desconfiar de los premios -científicos, profesionales, literarios, humanitarios, periodísticos…-, que aquí y allá se conceden a unos y a otros (a mí, no. Y al respecto no pienso cambiar de parecer, salvo que el premiado sea yo, que soy una persona íntegra, con muchas y bien asentadas convicciones). Son falsos premios, un apaño, pura engañifa. Esos premios -no digo que todos- se pactan, se compran y se venden, de la misma manera que se compra un coche o un kilo de azúcar en el supermercado. Pero el premio "Mente corta, lengua larga" -según me dicen los bien informados- es un premio justo, difícil de lograr dada la enorme competencia que existe al respecto, donde ni siquiera la ideología de género inmuta a la fría balanza de los méritos contraídos. Lo aclaro porque el premio de este año ha recaído en una mujer, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Los méritos no son pocos, casi se podría enumerar uno por día. Repasemos algunas de sus insignes chorradas: "Pocas ciudades como Madrid que salgas a las tres de la mañana y hay vida en la calle y esa vida va aparejada con atasco. Es una seña de identidad de nuestra ciudad y es que la calle está viva. Ver esa vida en Madrid me hace sentirme muy orgullosa de mi ciudad", "En enero podíamos tener un Ministro de Hacienda etarra", "Nadie ha muerto de esto" -refiriéndose a la contaminación-, "Nos dejamos llevar por emergencias internacionales que algún día sabremos qué lobby tienen detrás, porque todos los movimientos que crecen de esta manera siempre llevan intereses económicos, siempre monopolizados por la izquierda, aunque luego se caigan por su propio peso", "El concebido no nacido debe considerarse como un miembro más de la unidad familiar", "Un día de estos os vais de vacaciones y cuando volváis Podemos le ha dado vuestra casa a sus amigos okupas", "El Orgullo Gay a la Casa de Campo, no... Allí hay familias", "Hay gente deseando tener empleos basura", "La mujer que yo defiendo, la que me gusta, es la que emprende a la semana de dar a luz", "Catalunya es lo peor que tiene este país"… Razonamientos todos, no tanto de derechas o de izquierdas, sino de personas que no tienen dos dedos de luces. Precisamente la razón por la que justamente le han dado el premio.

La verdad es que la primera vez que vi (en TV) a Díaz Ayuso, cuando su toma de posesión como presidenta de la Comunidad de Madrid, pensé que tal vez había tomado algunas gotas de Haloperidol de más. Se ve que no. Es natural y espontánea, "sabiondilla" y dicharachera, avispada, así que ¡ánimo Isabel!, la competencia de mamporreros de palabras gruesas, "verdades" como puños, ventarrones que alimentan el fuego de la demagogia y del populismo en todo el espectro político, es mucha, pero tú tienes ese "talento" espontáneo para -¿por qué no?- poder optar de nuevo en 2020 al tan preciado premio que me acabo de inventar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios