El bolsillo de los malagueños se estremece ante las incesantes subidas de precios de la energía, los alimentos y el combustible. En España, los contadores de las estaciones de servicio explotan. La gasolina bate récords, devorando la bonificación de 20 céntimos que aplicó el Gobierno. Ante esta situación, el director general de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, defendió ayer el "máximo compromiso" que mantiene el Gobierno con el sector del transporte por carretera ante una situación marcada por el encarecimiento de los carburantes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios