Las dos orillas

Es bueno que haya ricos

Con un Messi se pagan las obras de un puente, dos o tres secretarios de Estado o un montón de paguitas

Como saben a lo que juegan, el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, va contra los ricos, pero de boquilla; y el presidente, Pedro Sánchez, se hace el sordo. Es normal, porque votan más pobres que ricos, y porque los ricos nunca votarían al Coletas. También es normal porque Pablo Iglesias practica la lucha de clases, como comunista que es (no se sabe por qué a muchos comunistas les da vergüenza reconocer que son comunistas, y dicen que son comunes, o podemitas, o de IU); y en la lucha de clases el objetivo de los pobres es acabar con los ricos. En Cuba y otros países, al no haber ya ricos, todos son pobres. En España aún quedan algunos pobres que viven en un chalé.

El objetivo ideal de Pablo es que todos ustedes cobren una paguita del Estado. Aunque Pedro se reúna con los empresarios del Íbex 35. Los ricos se dejan hacer, y de vez en cuando fusionan bancos, donde también pone dinerito el Estado. Es verdad que todos los ricos y todas las paguitas no son iguales. No es igual el director del gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, que sólo cobró 126.124,03 euros anuales, que Amancio Ortega o Bill Gates.

Y de repente, apareció el culebrón del verano. ¡Se va al extranjero! ¿El Rey emérito? No sólo él, también Leo Messi… Menos mal que el crack ha rectificado. La oposición ya estaba diciendo: "Todo el que puede se larga al extranjero, donde hay ricos en países frugales". La oposición ya no dice nada, pues se dedica a defenderse del Gobierno. Siguen dale que te pego a Rajoy, ese señor barbudo que mandaba cuando Pablo Casado era un simple diputado por Ávila.

Es bueno que haya ricos. Es bueno que se quede Messi. Los hinchas rivales se frotaban las manos: "No veremos a Leo, pero hay más posibilidades de ganar al Barça, aunque sea sin público y sin silbar a Piqué". Así es la pobreza del pensamiento. ¿Prefieren que Messi sea contribuyente del Reino Unido o Francia? ¿Acaso ignoran que el Manchester City y el PSG están financiados por amigos del Rey emérito? No son como Pablo Iglesias, que tiene a los amigos en Irán.

Messi es rico porque gana 100 millones de euros brutos al año. Es una brutalidad, pero de ese dinero 50 millones son para el crack y otros 50 millones para Hacienda. Con un Messi se pagan las obras de un puente, dos o tres secretarios de Estado, algunas docenas de funcionarios, pensionistas y parados o un montón de paguitas.

Los ricos también lloran tras un 8-2, pero Hacienda iba a llorar mucho más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios