El zoco

juan lópez cohard

Se veía venir

Nunca me gustó hacer augurios ni tampoco dármelas de analista político haciendo predicciones sobre quién va a ganar o perder unas elecciones, pero bastaba con hablar y socializar con la gente para darse cuenta de por dónde iban los tiros. La victoria por mayoría absoluta del PP en las andaluzas, con 58 escaños, no se la creen ni ellos, pero que iban a ser el partido mayoritariamente votado estaba cantado. Y no solo por las encuestas, que también, sino por el malestar que hay entre los ciudadanos con el PSOE por causa del Gobierno de Pedro Sánchez. Quien a mal árbol se arrima peor sombra le cobija. A Espadas le ha destrozado la campaña y los resultados tanta demostración y presunción de ser un sanchista de pro. Su escudero en Andalucía. Ya dije no hace mucho que cada vez que venía Sánchez a hacerle la campaña a Juan Espadas, a éste se le escapaban un montón de votos. ¿Qué les pasa a los socialistas? ¿Es que no hablan con la gente? ¿Por qué siguen empecinados en defender a quién está llevando al PSOE al desastre? Y, lo que es verdaderamente peor y terrible, que a España se la lleva también por delante.

¿Se acuerdan de lo que pasó en 2011? El Gobierno de Zapatero tuvo que convocar elecciones generales anticipadas ante la insostenible situación económica en España. El 22 de diciembre tomó posesión del Gobierno Rajoy tras ganar las elecciones el PP por mayoría absoluta. Estas elecciones andaluzas han sido un calco de aquellas y lo será también de las próximas elecciones generales. Si después de lo sucedido en Madrid, Castilla-León y, ahora, en Andalucía, Pedro Sánchez sigue mirándose el ombligo y piensa que los españoles están prendados por él, no hace falta ser un lince como analista político para predecir que tendrá el mismo batacazo que Zapatero. El problema es que el batacazo nos descojonará a todos los españoles.

Y no tienen solución. Confieso que no me es plato de buen gusto asistir a la debacle del PSOE pero, mientras sus dirigentes sigan fielmente a su actual secretario general en la deriva hacia una izquierda más extrema, el destino estará marcado. Que un socialista, inteligente y honesto como Dani Pérez, secretario general de los socialistas malagueños, justifique el pésimo (el peor de la historia en Andalucía) resultado electoral diciendo que han hecho "una campaña de trabajo constante y riguroso pero la ciudadanía no ha sido capaz de conectar con ella", es penoso. La culpa no es de ellos, ni de sus políticas, ni de su desconexión con la sociedad española y andaluza, sino de la ciudadanía que no entiende ni comprende. En fin, desde aquí quiero enviarle mi más sincera felicitación al PP por tan excepcional resultado, pero también quiero recordarle que el voto extra que han conseguido es un voto prestado. Tengo confianza en que Juanma Moreno sepa administrarlo bien y no caiga en la tentación de aplicar el rodillo de la mayoría, sino que gobierne pensando en todos los andaluces y legisle con vista a conseguir leyes duraderas en el tiempo, leyes que salgan con un consenso suficiente como para que no tengan la duración de la legislatura si cambiase el Gobierno en las próximas elecciones. En esta pasada gobernación lo ha hecho discretamente bien, lo que significa que lo ha hecho plausiblemente y por eso ha tenido premio. Que siga así.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios