Larga interinidad

Editorial

Cumplido el trámite del acuerdo con Sumar, son muchos los factores que aconsejan poner fin a una situación de interinidad que perjudica al país

25 de octubre 2023 - 00:15

Faltan apenas unos días para que se cumpla un mes desde que el Rey, atendiendo escrupulosamente a sus obligaciones constitucionales, encargara a Pedro Sánchez la formación de Gobierno. Un periodo más que razonable para que la presidenta del Congreso, como máxima responsable institucional del proceso, hubiera instado al candidato a iniciar la investidura y, sobre todo, un tiempo suficiente para que Sánchez hubiera explicado a la opinión pública dónde están las dificultades que impiden a España tener un Gobierno efectivo pasados ya tres meses de las elecciones generales. La cuestión no es menor. En primer lugar, porque lo poco que se sabe del proceso negociador, más allá de alguna maniobra de despiste, invita a pensar que estamos en una escalada de exigencias nacionalistas que el candidato no es capaz de encauzar y moderar. En segundo lugar, porque la interinidad del Ejecutivo en una situación mundial de alta tensión, con el conflicto de Oriente Próximo cada día más profundo y peligroso, acentúa la irrelevancia de España en el contexto internacional, a pesar de que durante este semestre nuestro país ostente la presidencia de turno de la Unión Europea. La situación produce paradojas tan inquietantes como la provocada por las declaraciones de la ministra Ione Belarra acusando de crímenes de guerra al primer ministro de Israel mientras el presidente Sánchez intenta jugar, al frente de la UE, un papel conciliador que hasta ahora ha cosechado un rotundo fracaso. Cumplido el trámite, conscientemente sobreactuado por ambas partes, del acuerdo con Sumar, son muchos los factores que aconsejarían poner fin a la actual interinidad, desde el contexto exterior hasta los síntomas de frenazo que está empezando a mostrar la economía española. Sánchez parece que antepone una vez más sus propias conveniencias estratégicas a los intereses generales. Es hora de acabar con una situación que no beneficia a nadie. O, al menos, de explicarla.

También te puede interesar

stats