Una conmemoración de la convivencia

Editorial

Ese primer Gobierno socialista cerraba el círculo virtuoso de la Transición, un partido de izquierdas gobernaba para todos

30 de octubre 2022 - 01:37

Este mes de octubre se cumplen los 40 años de la primera victoria socialista, conseguida en unas elecciones generales en las que el ex presidente Felipe González obtuvo 202 de los 350 escaños del Congreso. Le votó un 49% en unos comicios de una alta participación, del 80%, lo que da una idea de la centralidad que subyacía tras esa propuesta electoral. Ese primer Gobierno socialista supuso cerrar el círculo virtuoso de la Transición, un partido de izquierdas volvía a gobernar España con el objetivo de servir a todos los españoles, no sólo a quienes le habían votado. No se buscó la diferencia, sino la convivencia. Durante esa primera legislatura, España entró en la Unión Europea y confirmó su permanencia en la OTAN, mediante un referéndum popular, de tal modo que nuestro país reconducía un trágico siglo XX hacia una integración que ha sido el factor que más ha contribuido al progreso del país. La reciente pandemia del Covid y la guerra de Ucrania han demostrado cómo el mejor camino de España siempre está en la vía europea. Ese primer Gobierno aprobó la universalización de la sanidad y la educación pública y reformó el sistema de pensiones para hacerlo duradero durante las siguientes cuatro décadas. González gobernó desde 1982 a 1996, y al cabo del tiempo sus Ejecutivos se fueron desgastando e incurriendo en prácticas poco honestas, pero casi nadie discute hoy, a derecha e izquierda, su legado. Aquellas elecciones de 1982 configuraron un modelo de alternancia en los gobiernos de socialistas y populares que, prácticamente, se mantiene hasta ahora, con algunos espectaculares sobresaltos que no han añadido mejoras y que, al cabo del tiempo, han terminado por consumir a sus protagonistas.

También te puede interesar