Sí se puede

Editorial

El principal problema institucional que padece España es la incomunicación total entre los dos grandes partidos que están en la base del sistema democrático

07 de noviembre 2023 - 00:15

Si alguien a última hora, desde dentro o desde fuera, no lo estropea, la Junta y el Gobierno central se disponen a anunciar en los próximos días un acuerdo para regular los regadíos en el entorno de Doñana y poner fin a una larga y absurda disputa que ha puesto en peligro, además del prestigio nacional e internacional del Parque, la propia biodiversidad de la reserva natural. Simultáneamente, en Sevilla el gobierno municipal del PP llegaba a un acuerdo con el PSOE para aprobar las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento y abrían la vía para que el Presupuesto de 2024 de la capital de Andalucía sea fruto de un consenso amplio sin que tenga que depender del extremismo populista de Vox. Ambos hechos han tenido lugar en medio de un ensordecedor ruido político nacional a cuenta de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez, en las que los socialistas se han plegado a todas las exigencias de los separatistas catalanes. Y los dos acuerdos, el de Doñana y el de Sevilla, se producen en Andalucía, una región donde la estabilidad política se ha convertido en un valor que cada día cotiza más alto. Lo que parece imposible a escala nacional, en la dimensión autonómica y municipal se hace factible. El principal problema institucional que padece España desde hace ya bastante tiempo es la incomunicación total entre los dos grandes partidos que constituyen la base del sistema democrático y que juntos representan a la mayoría de los ciudadanos. El PP y el PSOE tienen rotos todos los puentes de comunicación y viven inmersos en un enfrentamiento permanente que tiene consecuencias graves. Se está viendo estos días. La fragmentación parlamentaria provocada por el resultado de las elecciones del 23 de julio sólo se podía salvar con un acuerdo amplio que implicara cesiones por parte de los dos partidos. Pero eso es un escenario imposible en la España de hoy. Los resultados están dramáticamente a la vista. En Andalucía se demuestra estos días que otra realidad es posible, por difícil que pueda parecer.

También te puede interesar

stats